top of page
Buscar
  • Foto del escritorLucía Montalbán

Aegon Targaryen II: Renunciar al deber

House of the Dragon publica el penúltimo capítulo de su primera temporada y nos deja totalmente expectantes hasta el desenlace.

HBO MAX

La precuela más exitosa de los últimos meses, House of the Dragon, ya ha estrenado el penúltimo episodio de la serie que está revolucionando el mundo. Lo cierto es que este capítulo se nos presenta sin grandes sorpresas, una llana ante mesa de lo que parece un desenlace bastante ajetreado, ya que, como hemos podido comprobar en las imágenes del tráiler, todas o casi todas las tramas tendrán que resolverse en apenas una hora.


Por el momento, tras la muerte de Viserys Targaryen, tenemos nuevo rey de Los Siete Reinos: su hijo, Aegon Targaryen II. Aegon es el protagonista ausente del capítulo número 9, y es que, como habitualmente sucede, el chico se encuentra perdido en alguna calle poco recomendable de Desembarco del Rey. Sin embargo, esta vez, se había convertido en el hombre más buscado de todos los reinos. La trama principal se basó en el ansia y desesperación de los personajes principales por encontrarlo, ya que era el hombre que subiría al trono, en lugar de su hermana mayor, la legítima heredera, Rhaenyra Targaryen.

El jóven príncipe había crecido despreocupado porque reinaría Rhaenyra. No obstante, por un malentendido y algunas confabulaciones contra la princesa, Aegon se vio acorralado y casi obligado a portar la corona. Contra todo pronóstico, su mayor deseo era escapar de aquel inminente e irreversible destino… pero ¿quién renunciaría a un trono? ¿Quién rechazaría ser el hombre más poderoso de su civilización? No sabemos exactamente cuáles eran los motivos del nuevo rey para querer renunciar al Trono de Hierro, mas conociendo su perfil, podemos imaginar que la vida que esperaba desarrollar no era digna de un rey, al menos, de un rey respetado y querido por su pueblo. Sorprendentemente, Aegon Targaryen II fue el único en entender que, por el bien de Los Siete Reinos y por el suyo propio, no debería reinar. A veces, parecemos estar destinados a misiones por las que debemos sacrificar nuestros deseos, y resulta natural no querer vivir atados a responsabilidades impuestas o compromisos inflexibles. Resulta natural rechazar lo que nunca hemos elegido. Finalmente, parece que Aegon reinará, aunque no sabemos si será por mucho tiempo, ya que intuimos que Rhaenyra buscará recuperar su deseado trono, sea cual sea el precio a pagar.

Comments


bottom of page