Buscar
  • Redacción Folie

DAKOTA JOHNSON cree que 50 SOMBRAS DE GREY hoy no se podría hacer

La actriz también se sinceró sobre su drama con la autora, calificando la experiencia del rodaje de "psicótica".

Dakota Johnson adquirió relevancia pública gracias a la popular saga sexual llevada al cine. Ya han pasado siete años desde que Johnson debutó como Anastasia Steele, pero el mundo ya parece un lugar muy diferente, sobre todo en lo que respecta a los debates sobre el sexo en el cine. De hecho, es por esa razón por la que Johnson no cree que las películas que la llevaron a la fama puedan hacerse hoy en día. Cuando se le preguntó sobre esto en una entrevista para Vanity Fair, Johnson respondió: "No. Probablemente no". Aunque añadió: "¿Pero qué hay de malo en ellas? Se trata de una dinámica sexual específica que es realmente real para mucha gente".


Mirando hacia atrás en toda su experiencia en el rodaje de esa trilogía, Johnson parece tener sentimientos bastante encontrados. Por un lado, reconoce que su carrera subió como la espuma, pero recuerda la mala experiencia con E. L. James, la autora de la saga. "Firmé para hacer una versión de la película muy diferente [a la] que acabamos haciendo".

Uno de los principales problemas fue, irónicamente, con la autora de los libros originales: E. L. James, que se hace llamar Erika. Según Johnson, Erika "tenía mucho control creativo, todo el día, todos los días, y simplemente exigía que ciertas cosas sucedieran [en la adaptación cinematográfica]. Yo era joven. Tenía 23 años... Se convirtió en una locura. Hubo muchos desacuerdos diferentes. Nunca he podido hablar de esto con sinceridad, porque quieres promocionar una película de la manera correcta, y al final estoy orgulloso de lo que hicimos, y todo resulta como se supone que debe ser. Pero fue complicado. Hacíamos las tomas de la película que Erika quería hacer, y luego hacíamos las tomas de la película que queríamos hacer. La noche anterior, reescribía las escenas con el diálogo anterior para poder añadir una línea aquí y otra allá. Era un caos todo el tiempo. Si hubiera sabido en ese momento que iba a ser así, no creo que nadie lo hubiera hecho. Habría sido como, 'Oh, esto es psicótico'. Pero no, no me arrepiento".