Buscar
  • Redacción Folie

COURTENEY COX reniega de las inyecciones en su cara

Aunque demasiado tarde. La que fuese Monica Geller en la sitcom Friends dice que las inyecciones hacen que su cara se vea "muy extraña".

GETTY IMAGES

A sus 57 años de edad, Courteney Cox habló sobre como se siente tras haberse realizado una serie de procedimientos estéticos en el pasado. Ha concluido que ya ha terminado de buscar el elixir de la eterna juventud.


En una entrevista con el periódico The Times, la actriz de Friends se sinceró sobre cómo evitar y aceptar las realidades estéticas del envejecimiento.


"Fue emocionante interpretar a un personaje tan imperfecto y real", dice Cox sobre la Pat de Shining Vale (serie de Starz), una deprimida escritora de novelas eróticas cuya familia se muda a una casa potencialmente embrujada tras una crisis. "El hecho de que esté pasando por esta crisis de la mediana edad es enriquecedor". Y ante eso Cox reconoce que la mediana edad no debería ser es punto de inflexión para aspirar a objetivos estéticos de décadas pasadas, y dice que "intentó perseguir esa [juventud] durante años". "Hubo un momento en el que dices: 'Oh, estoy cambiando. Estoy pareciendo mayor'... y no me di cuenta de que, 'oh, mierda', en realidad me estoy viendo muy rara con inyecciones y haciendo cosas en mi cara que ahora nunca haría", dice.

GETTY IMAGES

Esta no es la primera vez que Cox habla sobre sus arrepentimientos al someterse a procedimientos cosméticos. En 2017, le dijo a New Beauty que había querido acabar con todos sus rellenos. Con los 60 a la vuelta de la esquina ha dejado bien claro que quiere abrazar el paso del tiempo. "No hay nada malo en tener 60 años, simplemente no puedo creerlo. El tiempo pasa muy deprisa", dice. "No hay duda de he aprendido mucho en mi vida: qué disfrutar, qué intentar hacer más y qué dejar ir". Say it again Courteney… ¡La arruga es bella!