top of page
Buscar
  • Foto del escritorPablo Aragón Blanco

COVER STORY w/ GUSTAVO ELIS: “Quiero dejar un legado con mis canciones”

“No soporto la mala educación”

Gustavo Elis (17 de enero de 1989, Caracas, Venezuela) no es un ningún novato. Y lo ha demostrado con el paso del tiempo. Es ese artista multidisciplinar al que el éxito le ha ido y venido a antojo del destino. Designios que le llevaron en su momento a no poder poner un pie sobre el asfalto, la intimidad no era tal.


Pero eso ya ha pasado y quiere pisar con fuerza nuevos territorios conquistando cada uno de sus rincones. Desde México a España pasando por las tierras americanas con el fin de que su música sea global. Esa es la gran aspiración de una de las estrellas más venezolanas más relevantes de los últimos veinte años.


En el tête-à-tête que hemos tenido he descubierto a un hombre sensible que se emociona al hablar de su retoño, a un buscador de sueños con ansias de más y al perfecto caballero que ha nacido para ser visto. Ya ha deshojado la “Margarita” y con el símbolo del pulgar para arriba lanza el último pétalo obtenido. ¿Qué será lo próximo? No hay límite.


A TIEMPO


“Hice una colaboración con Bad Bunny que se quedó ahí. Nunca salió por cosas de productores”


¿Fueron muy duros tus inicios en la música?


Empecé a los 15 años bailando breakdance hasta que a los 17 años entré en el grupo “Cerbatana”. Más tarde probé suerte en la actuación con la serie musical “Somos tú y yo” lo que fue un cambio muy drástico de la noche a la mañana. Pasé de ir en transporte público a no poder hacer nada por la calle porque era muy famoso. De ahí pasé al dúo de Gustavo y Rein, “Los Nenes”. Me costó ganarme el respeto musicalmente porque la gente cuando salía al escenario gritaba por mí porque me conocían de la serie. Fuimos creciendo y nos llegaron a comparar con otros cantantes latinoamericanos muy reconocidos de la música urbana como “Chino y Nacho”o “Franco y Oscarcito”.


¿Cómo ves tu futuro en la música?


Estoy enfocado en el trabajo diario. Quiero dejar un legado con mis canciones.


¿A quién escuchabas cuando eras adolescente?


Me gusta mucho la balada, siempre he escuchado Sin Bandera, Rakim y Ken-Y, Camila cuando salió, Wisin y Yandel y todos los grandes del género. Tuve la oportunidad de hacer una canción con Ken-Y, un feat que no ha salido, pero esperemos que pronto vea la luz.


¿Te podrías comparar con Yandel?


No podría, Yandel es una leyenda.

Hace poco has estrenado “Margarita”, ¿qué es lo siguiente?


La estrenamos hace unas semanas y pronto se podrá ver el videoclip. Ahora estoy preparando un EP con siete canciones nuevas.


¿Te gustaría colaborar con algún artista español?


Me apetece hacer algo con Omar Montes o con Lola índigo. Ana Mena y Paula Cendejas o Quevedo también me gustarían mucho.


¿Te gustaría volver a trabajar en lo audiovisual?


Me plantearon hace poco de hacer una miniserie para Netflix y estamos en conversaciones. Me apetece mucho.


¿Has querido dejarlo en algún momento?


No, nunca se me ha pasado por la mente. Vivo de la música, amo la música y es algo que no pienso dejar hasta que Dios me lo permita.


¿Cuál es tu techo en la música?


No hay techo, porque de repente algunos ponemos techo y fíjate todo lo que ha logrado Bad Bunny.


¿Te gustaría tener la carrera de Bad Bunny?


R: Claro, ¿a quién no?


¿En qué estadio te gustaría hacer sold out?


En el Poliedro de Caracas.

¿Te ves conquistando Estados Unidos o Europa?


Sí. Trabajo para ello.


¿Quiénes son tus referentes en la música?


Michael Jackson. Mi mamá me lo ponía muchísimo en la TV. Cuando era un niño me quedaba embobado viendo sus videos. Actualmente artistas como Bad Bunny.

¿Bad Bunny sería una de tus posibles colaboraciones?


Me encantaría. Ojalá pudiese ser. Tuve la oportunidad de conocerlo antes de ser el Bad Bunny conocido y compartir muchísimo con él. Cuando estuve en Puerto Rico de hecho hicimos una colaboración juntos que también se quedó ahí y nunca salió por cosas de productores.

¿Cómo eres?


Soy muy constante y soy muy trabajador. Empecé a los 15 años y tengo 34, llevo muchos años luchando por mi carrera. Trabajo mucho día a día y me veo reflejado con Feid al que le llegó su oportunidad muchos años después. La música es así, de la noche a la mañana, una canción te cambia la historia. Puede ser algo inesperado, y por eso tienes que estar ahí trabajando constantemente para cuando llegue la oportunidad puedas estar preparado.

¿Qué te hace feliz?


Mi familia. La música siempre ha sido mi refugio, mi desahogo y mi paz.


¿Qué es lo que te emociona el día de hoy? ¿Por qué lloras?


Por mi hija, hace cualquier cosa y ya se me caen las lágrimas. Siempre he sido una persona a la que le costaba llorar, pero desde que nació mi hija, ella sabe que tecla tocar para romperme.


¿Cuándo fue la última vez que lloraste?


Cuando mi hija se enfermó. La vi tan mal que tenía el corazón en un puño.


¿Cuánto te preocupa tu aspecto físico?


No me preocupa tanto realmente como la gente cree. Me esfuerzo en el gimnasio porque para mí es una forma de drenar. Más allá del verme bien físicamente es que me encanta hacer deporte.


¿Qué no harías nunca?


Nunca le haría daño a una persona intencionadamente.


¿Te han traicionado mucho dentro de La industria?


Sí, mucho. Hay muchas personas que te venden sueños que luego no se cumplen. Siempre he dicho que si no lo puedes hacer o si no tienes el alcance de lograrlo, no lo ofrezcas.

¿Cuál ha sido según tú la gran catarsis de tu vida?


Cuando entré en “Somos tu y yo” mi vida cambió. Fue tan inesperado que no lo entendía y no lo asimilaba. Mi ego se elevó a los cielos. De repente todo el mundo me trataba diferente. Pasaba de no tener coche y mendigar porque me viniesen a buscar a “Catia”, uno de los barrios más peligroso de Caracas, a tener una lista enorme de personas que querían ser mi chofer. Las chicas, que no me hacían caso, ahora querían estar conmigo… Llegué a un punto donde no podía estar en sitios públicos.


¿Qué pesaba más el ego o la pérdida de intimidad?


La falta de intimidad. Todo fue muy de golpe que echaba de menos poder salir a la calle. No estaba preparado para ese cambio de vida.


Si te pasase a escala mundial ahora, ¿cómo lo afrontarías?


Creo que muy bien porque ya he tenido varias montañas rusas en mi vida.


¿Qué es lo más te preocupa ahora mismo?


Mi hija.

Algo que no soportas.


La mala educación y las injusticias.


Algo en lo que realmente seas malo.


Jugando fútbol soy pésimo.


Una frase que repitas mucho.


“Pensar con la cabeza y no con el corazón”.


¿Te cuesta mostrar tus sentimientos?


Solía ser una piedra.


¿Cuál es tu mayor miedo?


Al fracaso.


La falta de dinero cuando eras joven, ¿te hizo ansiarlo?


Si, por supuesto. No soy materialista, pero me enseñó a valorar como me gustaría vivir mi vida. El estilo de vida que quiero llevar y brindarle a mi familia.


¿Qué es para ti la fama?


El reconocimiento al buen trabajo.


¿Fama o dinero?


Fama porque cuando eres famoso dejas un legado.


Algo sobre ti que nadie sepa.


Que vengo de una zona de bajos recursos.

¿En qué lugar te gustaría vivir para desarrollar tu carrera?


En Estados Unidos.


¿Cuál es tu opinión de las redes sociales?


Cuando empezaron las redes sociales me posicioné muy bien y desde entonces han sido una herramienta de impulso y conexión muy importante.


¿Cuánto de tu intimidad te gusta mostrar?


Muestro mucho, sobre todo mi rol como padre. Siempre estoy subiendo cosas de mi bebé porque es algo que me emociona muchísimo.


¿Cómo manejas los comentarios negativos en las redes sociales?


Nunca me han importado. Me enfoco en la gente que me hace buenos comentarios, los negativos los omito porque no aportan nada.


¿Hay algún activismo en el que te gustaría participar?


En Venezuela hay muchas fundaciones con las que he colaborado. Me encanta llevar regalos a los niños.


¿Crees que cualquier opinión que viertas es relevante para el mundo?


R: Sí, lo que pasa es que tienes que estar muy informado antes de decir algo y educarte en cuanto lo que dirás por el impacto que eso pueda desarrollar en la vida de las personas que están detrás de la pantalla, leyéndote o escuchándote.

¿Te generó problemas hablar sobre política en Venezuela?


Muchos, en todos los sentidos. Si hablabas o no hablabas daba igual. Todo era un problema.


¿Te consideras una persona privilegiada?


Si, bastante.

¿Qué consejo le darías a las personas que sufren por ser quiénes son?


Mi consejo para todas aquellas personas que sufren debido a su identidad de género, raza o cualquier otra característica personal es que recuerden que su valor como ser humano no está determinado por esas circunstancias. Todos merecemos ser tratados con dignidad y respeto, sin importar nuestra apariencia o diferencias. Es crucial encontrar el amor propio y rodearse de personas que los apoyen y los valoren tal como son.

¿Qué cambiarías del mundo?


Me preocupa muchísimo el hambre en el mundo.


Si tuvieras el poder de hablarle a todo el mundo ahora mismo, ¿qué dirías?


Sigan trabajando por sus sueños.


TEAM


Model: Gustavo Elis @gustavoelis

Estudio: @emuna.estudio

Photographer: Alejandro González @alegfoto

Production: Andrea Sosa Soto @andreasosasoto

Nails & Hair Stylist: @gabanabeauty @anagabrielarodrig

MUAH: Samantha De Cipolla @samanthadecipolla

Stylist: Alejandro Palma @alejandropalma

Editor in Chief: Pablo Aragón @pabloaragon


STYLISM BRANDS

@atypicalccs_

@cubel

@palmafashionhouse

@honorthegift

@casablanca

@newbottega

@jacquemus

@kariss.ca

Comments


bottom of page