top of page
Buscar
  • Foto del escritorPablo Aragón Blanco

INTERVIEW w/ JORGE MOTOS: “Muy poca gente me ha visto llorar”

"No soporto la falta de escucha"

Jorge Motos (27 de mayo de 1999, Valencia) es una estrella naciente nacional que, tras haber sido nominado al Goya, nos consiguió enamorar con su personaje LGTBIQ+ en la primera serie original de Disney+, “La última”. Un personaje que en sus palabras ha conseguido establecer un crecimiento personal más allá de lo profesional.


Podemos decir desde ya que Jorge Motos ha sido una de las personas que ha conseguido enamorarnos en cuestión de segundos. Transmite una calma y una bondad sin límites difícil de explicar. Y eso dentro de la profesión no se ve mucho. Con él hemos podido hablar de todas sus inquietudes (café mediante) en un lugar recóndito de Malasaña. Nos ha contado sus anhelos, su infancia aderezada con Bullying y como los focos y el brilli brilli le generan demasiados estímulos. Jorge Motos es actor con mayúsculas. Lo vive en la piel, es eterna sensibilidad.


ETERNA SENSIBILIDAD


“Si yo con 8 años hubiese visto el personaje de Christian me hubiese sentido muy feliz y representado”


¿Cuándo supiste que te querías dedicar a la actuación?


Realmente no me acuerdo bien. Mi madre siempre me cuenta que cuando tenía 8 años me planté en su cuarto de baño antes de ir al cole y le dije: “Mamá, quiero ser artista”. De ahí buscamos una escuela de interpretación en Valencia, empecé a ir a clase y cuando salí el primer día me acuerdo que me emocioné. Empecé a formarme a los 8 años.


¿Cómo viviste la nominación a Mejor actor revelación? ¿Cómo te enteraste?


Fue muy fuerte porque había pedido a mi representante y a mi familia que no me despertasen ese día porque cuando eres candidato y sabes que hay opciones de que te nominen,la gente es muy pesada y te meten mucha presión, entonces ya tenía bastante ansiedad… Total que ese día dije: ‘Por favor, no me despertéis’, voy a dejar el teléfono en sonido, si es que sí, ya cuando alguien me llamé, ya me enteraré y si es que no, me despierto tranquilamente no quiero estar atento al vídeo, pero mi repre me llamo 10 minutos antes. Me hice un café, empecé a ver TikTok y me llegó el whatsapp de un compañero de la peli y me puse a llorar. Llamé a mi madre y mi madre lo estaba viendo. Empezamos a llorar los dos al teléfono y fue muy bonito.


Cuando no ganaste, ¿cómo fue ese momento? ¿risa falsa?


La cosa es que yo sabía que era muy complicado que me nominasen, ya una vez me nominaron, el ganar no entraba en mis expectativas. Lo viví tranquilo por eso, aunque si que es verdad que esa noche había mucho estimulo. Iba vestido muy guapo, el video de los familiares, estaba dando el premio Paula Usero que es de mi colegio, era en Valencia en mi barrio, fue todo muy intenso y la verdad que recuerdo bastante poco. Solo sé que me estaba mareando y que estaba muy feliz.


¿Cómo viviste el casting de “La Última”?


No tuve que pasar un proceso largo. Me mandaron la separata y la leí. Me cogí de la nevera un plato de macarrones fríos, llamé a una amiga por videollamada, cogí el móvil, le puse a grabar, empecé a comerme los macarrones y lo mandé. Conecté mucho con el personaje de primeras.


¿A quién llamaste cuando te enteraste de que estabas dentro?


Me llamó mi repre cuando volvía en el metro de la uni y llamé a mi madre.


¿Qué estudias?


Comunicación audiovisual. Estoy en cuarto.


¿No lo has dejado?


Vine a Madrid en 2017 que hice “Si fueras tú” y cuando funcionó lo dejé porque no era el momento de seguir, pero luego me di cuenta que cuando haces un primer trabajo como actor y más con 18 años, te piensas que el mundo es de color de rosa y de repente te pasas un año hasta que vuelves a currar. En ese año me di cuenta que tenía que volver a la uni y ahí estoy. Estar allí me elimina la situación de presión de estar en un sofá esperando una llamada. Me quita mucha frustración y me da cultura.


¿Cómo fue trabajar con Aitana?


Muy guay. Creo que pondría la mano en el fuego junto a Carla Campra que es de las mejores compañeras que me he encontrado. He flipado en como es como actriz y a nivel personal es una persona que crea mucho equipo, es una persona que siempre se preocupa por cómo está el otro, porque necesita. Es muy buena compañera.


¿Habrá segunda temporada?


No tengo ni idea de verdad. Te lo juro por mi vida, que no tengo ni idea. ¿ganas? Me muero por hacerla, pero no lo sé.


¿Fue difícil interpretar a Chris?


Pues tuvo lo suyo porque he tenido que luchar contra mis propios prejuicios que no es tan fácil.


¿Cuáles son tus propios prejuicios?


Es el primer personaje LGTBIQ+ que interpreto y como perteneciente al colectivo aún tengo mucho aprendizaje todavía por delante. Te das cuenta de todo aprendizaje que

falta por hacer, cuando de repente en mi caso te enfrentas a hacer un personaje como Christian y que más allá de lo que me de en lo profesional, en lo personal me ha venido muy bien y ha sido un aprendizaje. Es una pieza muy importante en mi proceso personal.


¿Te da miedo la reacción al personaje?


No, no, no. Confío en la adolescencia.


¿Confías en la sociedad?


No, en la adolescencia.


¿Qué más en 2023?


En 2022, hice una serie que se llama “Mentes pasajeras” y también tres pelis independientes que saldrán este año.


¿Referentes en la interpretación?


Nadie de Santiago, Laia Costa, Javier Pereira… Timothée Chalamet porque me parece increíble su carrera, el como está aunando lo comercial y lo indie.


Si pudiese darte cualquier papel, ¿cuál elegirías?


Capitán América.


Matt Bommer estaba en la terna para interpretar a Christian Grey en 50 sombras de Grey, pero finalmente no fue seleccionado y se comenta que fue debido a su orientación sexual…


Me parece una vergüenza. Estoy un poco hasta los cojones ya de todo esto. No puedo con ello.


¿Te ha dado miedo decir que eras LGTBIQ+?


No, cada uno tenemos nuestro propio camino…


Me refiero al hablarlo abiertamente en esta industria que a veces ha tenido comportamientos homófobos.


Yo tengo como una confianza hacia no sé dónde que me lleva a pensar que no debería de afectar mi carrera y creo que, aunque tengo 23 años, tengo una carrera que no es del todo extensa, creo que quien me juzgue por una entrevista mía, que me juzgue por solamente un trabajo, tampoco me interesa. Si tienes un mínimo interés en mí y ves mi trabajo, no debería de afectar en nada el sexo de mi pareja, pero entiendo que sí puede afectar. Pero de repente te encuentras con situaciones como muy fuertes. En mi caso volvió mi Bully de la infancia. Volvió este verano.


¿Por qué?


Ah no sé, habría que preguntarle a él...


Hay actores españoles que lo esconden para el gran público…


Ya, eso es verdad y conozco, pero es que yo no quería ocultarlo. Ya suficientes años lo he andado ocultando como para ahora no ser lo suficientemente libre con lo que me ha costado. Voy a ser como me salga de la punta de las narices. No me voy reprimir más de lo que estuve.


¿Te gusta ese mundo de brillo del séptimo arte e ir a eventos?


No, no. Si no voy es porque no quiero. Cuando hay un evento me siento pequeño. Estoy incomodo, hay mucho estimulo, me pongo nervioso y no lo disfruto.


¿Cómo eres?


Soy sensible, me considero bastante fuerte y cuando quiero, quiero mucho y bien.


¿Te consideras intenso?


Sí, claro. En el colegio mis amigos me llamaban “Dramotos”.


Dime algo que hagas cuando estás solo en tu habitación, algo que no sepa nadie.


Me parece una respuesta de personaje hippie… Me pongo incienso de pachuli.


¿Qué es para ti ser influyente?


Me parece un rollo que toda la gente esté atenta a ver que haces, que dices y cómo eres para tener una imagen distorsionada de ti. Entiendo que es muy difícil, pero que, si nos viésemos todos con los mismos ojos, desde la misma altura, habría mucho menos problemas de los que hay con el mundo del hate y con todo.


¿Te da miedo el día de mañana ser influyente?


No, no me da miedo porque tengo mucho cuidado con lo que digo y con las cosas que hago en mi vida en general porque no soporto cagarla.


¿Qué te gustaría decir a las generaciones que están por venir?


Que sigan luchando por ganar nuestro espacio.


¿Qué no volverías a hacer nunca?


Machacarme a mi mismo.


¿Tienes miedo a la pérdida de intimidad que te pueda dar la fama?


Lo veo como algo tan lejano… No me da miedo, pero porque visualizo mi carrera desde otro lugar y no como un boom mediático.


Algo que no soportas.


La falta de escucha.


Frase que repitas mucho.


Me dedico a dar teoría psicológica constantemente, pero no la aplico.


Algo sobre ti que muy poca gente conozca.


Muy poca gente me ha visto llorar.


Algo que se te dé realmente mal.


El deporte, el fútbol.


¿Es importante ser vulnerable?


Es importante dejarte afectar por las emociones, vivimos como en un mundo en el que todos somos muy felices viviendo con una coraza, creo que es importante ser vulnerable y el sentir la sensibilidad no habla de la debilidad. Y si somos débiles, ¿qué pasa?


¿Te creaste una coraza?


¿Quién no? Evidentemente. Llegue a Madrid siendo otra persona, parecía que mi cabeza estaba en otro lugar.


¿Es muy gruesa tu coraza?


A día de hoy creo que no.


¿Qué es lo que menos soportas de una persona?


No te diré el qué, pero lo que más rabia me da de alguien es cuando me hace efecto espejo y veo algo mío.


¿Le das importancia al amor?


Sí, estoy enamorado.


¿Cuál es tu mantra?


Respirar y confiar.


¿Cuál es la peor experiencia que has tenido en tu vida?


No te puedo hablar de ella porque no puedo.


¿Cómo eras de pequeño?


Muy feliz. Si yo con 8 años hubiese visto el personaje de Christian me hubiese sentido muy feliz y representado.


¿Qué te gusta mostrar en tus redes sociales?


No le doy extremadamente importancia. El foco es más que nada laboral.


¿Qué es la censura para ti?


Una gilipollez.


¿Te has sentido censurado?


Nunca. Aunque también entiendo que debe existir porque hay cosas que no se pueden decir. No se puede educar en el pensamiento retrógrado, en el pensamiento cuñado, en el pensamiento castizo. La censura nos ayuda un poco a cancelar ciertas opiniones.


¿Es importante la empatía?


Súper importante. Entiendo que es muy complicado trabajar la empatía porque casi siempre pones el foco en ti como prioridad, pero creo que es importante escuchar y mirar.


¿Te consideras libre?


Aún queda. Tengo que hacer un trabajo grande.


¿Cuánto de necesaria es la salud mental para ti?


Súper necesaria. Empecé a ir a terapia hace tres años y para mí es fundamental. Me ayuda bastante, me estabiliza bastante.


¿Entiendes los discursos de odio?


¿Quién los entiende? Podría intentar hacer el gran ejercicio de ponerme en el lugar de una persona que se ha criado con un contexto social, pero me da igual. Hay que tratar a la gente con respeto, da igual el contexto. Nada es justificable a que yo vaya por la calle y tu me tengas que gritar cualquier cosa. No me apetece.


¿Cómo se combate la intolerancia?


Con el Ministerio de Igualdad y con leyes. Pero yo no he venido al mundo para educar a nadie, he venido al mundo para ser feliz y hacer feliz a la gente que quiero.


¿Quién crees que puede cambiar el mundo?


Las mujeres. Son las que pueden cambiar el mundo dominado por hombres.


Si te diese el poder de hablar a todo el planeta con un megáfono, ¿qué dirías?


No me gusta nada ni el paternalismo ni el aleccionar, ni el dar consejos y por eso pasaría el turno de palabra.


TEAM

Photographer: Julen Martín

@jul_mv

Comments


bottom of page