top of page
Buscar
  • Foto del escritorJavier Gómez

“LE PAPIER”, un grito al amor y a la libertad ‘made in JACQUEMUS’

Ya sea en una playa virgen de Hawái, en un campo de lavanda de Valensole, o en mitad de la más absoluta nada, Simon Porte Jacquemus demuestra, una vez más, que es un genio en todo lo que hace. Su talento es un don adjudicado por los dioses del olimpo. Capaz de tener a medio planeta siguiendo cada paso (o puntada) que aporta a la industria de la moda.

Esta vez, el provenzal decidió volver a sus orígenes con una presentación de lo más inaudita. Unas salinas blancas como el papel en el pueblo Salin de Giraud de Arlés, al sur de Francia, fueron la localización perfecta para exhibir al mundo “Le Papier”, su última propuesta FW22/23.

Una colección que encandiló al selecto número de invitados y en la que se respiró amor en cada una de sus letras, de principio a fin, de la ‘a’ a la ‘r’. Porte comenzó su monumental espectáculo visual con una escenificación que fue todo un grito al querer, al afecto y al cariño. Y, a juzgar por el entorno, toda una fusión entre el ser humano y la naturaleza. Porque Jacquemus va de amor, de diversidad, de valorar las cosas mundanas del día a día. Es sinónimo de tolerancia, aceptación, educación, feminidad y familia. Todas y cada una de las prendas que el diseñador preparó para la próxima temporada son aptas para ir al altar en pleno siglo XXI, porque para Simon el tul no tiene género. ¿Quizá fue toda una declaración de intenciones para su próximo enlace?

“Le Papier” se fundió a la perfección con el carácter natural de los materiales terrestres. La gama cromática giró en torno al blanco, beige, piedra, eucalipto, naranja atardecer y el marrón. El algodón, el tul, los encajes, las transparencias, los acolchados y las superposiciones se presentaron como un juego sensorial entre las prendas y lo natural. Una proyección de pureza, sencillez e inocencia. Una colección donde, nuevamente, el papel de la mujer no pasó desapercibido, y el escultor Diego Giacometti también tuvo su lugar. Asimismo, el viento y los reflejos del sol se colaron en el front row del desfile para bailar con los volúmenes, las caídas y las asimetrías. El Jacquemus del otoño-invierno 22/23 concibe la libertad y la frescura como invitados de la nueva estación.

A pesar de este despliegue, hubo varias prendas que no se pasaron por alto. La colaboración más esperada del año, Jacquemus x Nike, tuvo su momento de gloria. Un aire de lo más athleisure que se encargó de redefinir el prêt-à-porter. Las zapatillas Humara reinventadas con el toque mágico de Simon se llevaron todo el protagonismo. Toda la colección ya está disponible en Jacquemus.com para que puedas hacerte con ella (mientras el stock te lo permita). En resumen, “Le Papier” dejó a un lado el aire Pop, para dar paso a una nueva parte de la identidad de la marca. Por el momento, un hurra por “el niño prodigio de la moda”. À bientôt, Monsieur Jacquemus!

Comments


bottom of page