top of page
Buscar
  • Foto del escritorRedacción Folie

LOUIS VUITTON SS24: Y2K EFFECT

Nicolas Ghesquière lo ha vuelto a hacer.

Para la SS24, Louis Vuitton colaboró con James Chinlund para crear un lugar de desfile envolvente que imitaba un globo aerostático por dentro y por fuera.


Los asientos en forma de pirámide estaban cubiertos de plástico naranja y bautizados por embajadores de la maison francesa como Jaden Smith, Zendaya y el director creativo de moda masculina Pharrell Williams.


El diseñador combinó cazadoras bomber de cuero con faldas de volantes y cinturones gruesos inspirados en los años 00 en cuero negro y con monogramas. Los gráficos lineales chocaron con los pantalones a capas y las camisas sin botones, mientras que los corsés texturizados y los tops abullonados llegaron en tonos apagados. Las prendas de abrigo de doble botonadura se confeccionaron en tejidos diversos y brillantes, completando la colección con pata de gallo distorsionada, accesorios deslumbrantes y calzado sesgado. Luego estaban los bolsos. Los bolsos de mano, en forma de cámaras polaroid, formaban una especie de sueño febril veraniego. Una rareza en la presentación: un bolso tote con asa superior, deliberadamente abierto.


Justo antes del esperado desfile de Louis Vuitton, activistas ecologistas de "Dernière Rénovation" rociaron el escaparate de la firma en los Campos Elíseos con pintura naranja. ¿Su objetivo? Según las redes sociales, desafiar a las marcas de lujo de la Semana de la Moda de París y a las personas adineradas que asistían al evento en concreto. Las camisetas de los activistas, con el mensaje "su egoísmo mata", hablaban de la causa.


Reivindicaciones a parte, la colección SS24 de Louis Vuitton fue una maravilla que no podemos dejar de ver.

Comentarios


bottom of page