Buscar
  • Redacción Folie

Un hombre estrella un coche robado contra la casa de TAYLOR SWIFT

El fenómeno fan llega hasta límites insospechados. Tanto es así que hemos podido ver como un coche y su ocupante han sido la última fuente de la noticia relacionada con la ganadora de once premios Grammy, Taylor Swift.

GETTY IMAGES

No se trata de un simple accidente de coche ni de una visita a altas horas de la mañana, es un acoso en toda regla. Morgan Mank, que así es como se llama el acosador, conducía ebrio y repetía en bucle que no iba irse hasta que lograse hablar con Taylor. Tal fue la rabia que Mank arrancó el interfono de la fachada del 155 de Franklin en New York (en el edificio donde vive Taylor Swift).


El sospechoso había escrito múltiples comentarios en las redes sociales que podían indicar que algo estaba a punto de suceder. Concretamente este miércoles publicó en Facebook un enlace a la canción de Swift "Champagne Problems". Alrededor de la 1 de la madrugada del jueves, Mank se había registrado en Manhattan en su perfil de las redes sociales y en Instagram Stories publicó una foto de una botella de 1,75 litros de vodka Stolichnaya dentro de un coche no identificado y tituló la imagen "Mi nuevo bebé".


Después de este incidente, alguien llamó al 911 y cuando la policía de Nueva York llegó los oficiales tomaron al hombre en custodia y lo llevaron a un hospital cercano ... presumiblemente para la evaluación psiquiátrica.


Parece ser que las propiedades de Taylor Swift tienen un imán para los acosadores. Ya en el pasado, Roger Alvarado, uno de sus acosadores, fue detenido tras intentar colarse en su casa por tercera vez y fue sentenciado a pasar en prisión entre dos y cuatro años.


Ahora nosotros solo podemos preguntarnos: ¿Se deberían endurecer las penas a estos acosadores? ¿Cómo se puede defender Taylor de tal acoso?