top of page
Buscar
  • Foto del escritorRedacción Folie

Una diosa en la SUPERBOWL llamada RIHANNA

Rihanna ayer nos recordó el porqué de la añoranza y el deseo que teníamos por ver a la diosa de Barbados subida sobre un escenario.

En su regreso hizo un medley de los que hacen historia durante el descanso de la final deportiva, que aprovechó para anunciar al mundo su segundo embarazo.


Además, todo ello lo hizo sola. Sin necesidad de hacer feats ni de grandes amigos que la arropen. Ya en el pasado Madonna se apoyó en Cee Lo Green o Beyoncé llamó a sus ex Destiny’s Child. Incluso el binomio Shakira y JLO llamaron a filas a Bad Bunny y J Balvin. Pero no siempre más, es más. Rihanna no lo necesita. Ella se basta más que solita.


Tal vez fuera porque está embarazada de su segundo hijo con el rapero A$AP Rocky. Su figura y ese gesto de acariciarse el vientre nos decían mucho. Una vez hubo terminado el show más seguido del planeta, el representante de la artista confirmó las sospechas. De modo que la cantante hizo historia al hacer el anuncio de embarazo más visto de la historia.


Pero no solo nos dio gossip, también nos hizo un remix de sus grandes éxitos mientras ascendía y descendía en una plataforma que finalmente la elevaba a los cielos con sus “Diamonds”. Tal y como prodiga la canción “In the sky” estaba y de ahí nadie la podía bajar. Toda ella emanaba deidad por segundos. Vestida con un mono rojo y rodeada por decenas de bailarines de punta en blanco que bien podrían ser el nuevo Riri Army. Ellos no pararon de moverse mientras que la rebautizada como diosa de la fertilidad seguía sus movimientos con mucho aplomo.

Cantó Rude Boy, Wild Thoughts, Only Girl (In the World), Work o We Found Love, antes de lanzarse a una coda que sonó a prueba de escépticos: All of the Lights (sin Kanye West), Umbrella (sin Jay-Z) y Diamonds.

Nada de lo que hizo Rihanna sobre el escenario de la Super Bowl es reprochable. Una diva de altura a la que de vez en cuando le crecen los enanos, pero que ni todo el hate del mundo puede negar que ella está dos palmos por encima del cielo. Ahora solo queda por ver si podremos tener nueva música de Rihanna más pronto que tarde.




Comments


bottom of page