Buscar
  • Pablo Aragón Blanco

ÁLEX GONZÁLEZ: El placer en el arte

“Cuando he tenido que acudir al psicólogo, lo he hecho sin pudor o complejo”

El curriculum de Álex González (Madrid, 13 de agosto de 1980) habla por sí solo. Lo que no sabíamos era que tuvo una crisis existencial, que vivió encadenado a la eterna perfección y que trabajar con placer es su nuevo mantra. Una declaración de intenciones que se vio inspirada por una entrevista hace 11 años de uno de sus referentes, Javier Bardem.


Pero como no solo de trabajo vive el hombre, Álex desnuda su alma y nos habla de su preocupación por el bullying, por la salud mental y cree en la importancia de que tener una voz conlleva una responsabilidad. El hombre de la perfecta imperfección se considera un continuo aprendiz de la vida y nos enseña que la luz siempre podrá con la oscuridad. En definitiva, Álex desprende sabiduría y humildad por todos los poros de la piel. Un alma libre que vuela bien alto.


EL DESEO DE ÁLEX


“Fracasar no significa Game Over”

¿Qué es lo que más va a llamar la atención de Operación Marea Negra?


No es como otra historia más de narcotráfico, es una historia de aventuras donde el personaje consigue hacer una hazaña que está a la altura de la de Cristóbal Colón o Magallanes, que es traer una cáscara de fibra de vidrio semisumergible por el Atlántico evitando que le capture la DEA y la Guardia Civil. Aunque creo que el público no va a tener ni tiempo de pensar porque va todo muy rápido. Son cuatro capítulos de 40 minutos que tienen muchísimo ritmo, va a atrapar al público.


¿Ha sido duro el rodaje?


Cambiaría la palabra duro por exigente. Ha sido exigente a nivel físico porque el personaje boxea y tiene peleas clandestinas, pilota lanchas y esas secuencias siempre son un poco más tediosas. También tenía un poco la presión del acento gallego que no quería hacer una mala imitación. Los rodajes con Daniel Calparsoro son siempre exigentes, pero merecen la pena.


¿Qué es lo que crees que es lo que más te pareces a tu personaje y en lo que menos?


En las últimas versiones de guion, el personaje para que cayera bien había caído en el tópico de hacer un personaje que no es responsable, que llega por casualidad, un buen chaval metido en una encrucijada y sin quererlo, se mete en el mundo de la droga. Cuando estábamos ensayando, hay algo de todo esto que a mí no me terminaba de cuadrar y a Daniel tampoco. Un día llegamos a la conclusión de que, en nuestro universo, en el universo que queríamos contar, no existían culpables o víctimas, solamente existen responsables y eso cambió drásticamente toda la historia.

Yo en mi vida también soy un poco así, en ese sentido me quejo poco o cuando por ejemplo no he conseguido un casting afortunadamente no he caído en la cosa de: ‘ay, es que el otro chico, su padre era el productor’. Siempre pienso en que es lo que él ha hecho mejor que yo o cómo puedo mejorar. A través de los rechazos puedo mejorar. Igual tienes que mejorar la dicción o tienes que seguir estudiando. Entonces eso decidí dárselo al personaje también, un chico que sea responsable de lo que hace.


¿Cómo viviste los primeros rechazos en la industria?


Al principio no recibí muchos noes. El primer casting para cine me cogieron, el primer casting que hice para una serie me cogieron. Luego después de hacer la primera película, la segunda película llegó enseguida, luego tuve como 3 años en los que llegué a pensar que realmente era así de fácil. Llevaba 5 años estudiando interpretación desde los 17, pero dije ‘Wow ahora ya que he hecho mi primera película ya está, va a venir rodado’ y de repente te das cuenta de que no, de que hay subidas y bajadas y de repente tuve muchos noes. Me ayudaron mucho a seguir creciendo, a seguir formándome y a que cada vez te importe menos, a no tomártelo personal. No, solamente lo profesional, si no lo personal como que a mí eso me ha dado la herramienta para que hoy día cuando alguien me dice: Eres mala persona o eres buena persona o estar gordo o estás… Al final todas esas cosas de quien hablan es de la persona que está emitiendo el comentario, no de quien lo recibe. Tú tienes siempre la capacidad de no tomártelo personal porque en realidad no es personal, es una opinión de alguien. Hubo un momento en mi carrera que me di cuenta de que yo como actor estaba pidiendo todo el rato, pidiendo que me den el personaje, pidiendo que me cojan para el casting… Y un día pensé que tenía que empezar a dar, porque el que tiene el problema de verdad es el director o la directora porque yo si no consigo esta película, tengo todo el año para acceder a muchos más proyectos, pero los directores, las productoras, están con un proyecto al que pueden dedicar 5 años de su vida con lo cual es súper importante coger a la protagonista o al protagonista, entonces cambié el chip internamente e iba a los casting diciendo: ‘Ojalá lo que tengo, te sirva, pero si no te sirve, ojalá encuentres a la mejor opción’. Eso para mí fue un gran cambio en mi carrera porque me empecé a tomar los noes de una forma mucho menos personal y más deportiva.


¿Tienes miedo a que las críticas sobre Operación marea negra no sean tan buenas como esperas?



Si te soy súper sincero, te diré que si son buenas me encantará y si son malas, pues fíjate más que las críticas, me preocupa más que se vea. Trabajo para conectar con cuanto más público conecte mejor, porque me dedico al entretenimiento con aspiraciones de ser arte, pero es entretenimiento.


¿Quiénes son tus referentes? ¿De quien dirías que quieres ser como esa persona?


El primer actor que me viene a la cabeza es Javier Bardem. Últimamente me han preguntado con quién te gustaría trabajar y quiero trabajar con cualquier persona que estén contacto con su deseo, que trabaje con placer. Me da igual si es bueno o malo, si tiene más repercusión, si lo admiro más y lo admiro menos, quiero trabajar con compañeras y con compañeros que se lo pasen bien. Y esto es lo que me lleva a Javier Bardem otra vez. Me encanta la carrera que ha construido, lo admiro muchísimo, he crecido profesionalmente con él y empecé a estudiar en la escuela que estudié por él, porque vi una película suya que se llama “Antes que anochezca”. A día de hoy me gustaría seguir sus pasos porque creo que es un actor que está muy en contacto con el placer. Tuve la suerte de ver un Q&A de la película de “Beautiful”con Alejandro González Iñarritu y en esa entrevista hace 11 años, él dijo que con esa película había aprendido que no eres mejor actor porque tengas más miserias que contar, eres mejor actor cuando aprendes a estar en contacto con tu deseo y a trabajar con placer, hasta si tienes que llorar, hacerlo con placer. Desde ese día he visto que todos sus trabajos, él trabaja con placer. “En el buen patrón” ves que se lo está pasando bien y en “Los Ricardos” está trabajando con placer y si prestas atención te das cuenta de que tú mismo como espectador te lo estás pasando bien porque estás conectando con su energía, con la energía de un actor que se lo está pasando bien. Te lo digo porque no es lo común. He conocido muchos compañeros y compañeras e incluso yo mismo he trabajado intentando sufrir, pensando que cuanto más sufriera mejor actor era y de repente digo ‘wow, qué error tan grande’.

¿Cuál es tu opinión de las plataformas de streaming?


Es algo maravilloso porque está consiguiendo que todo el mundo tenga acceso a todo y culturalmente me parece un momento único. Como miembro de la industria, la frontera se ha puesto tan lejos que ni siquiera hay una frontera. Yo he conocido la época que para hacer carrera en otro país tenías que ir con las maletas. Buscarte una casa allí y buscarte la vida. De repente de la noche a la mañana ocurre el milagro de que una serie hecha en un barrio de Madrid es la serie más vista en el mundo como es el caso de “La casa de papel”.


A parte te diré otra cosa, me gusta mucho leer sobre Jeff Bezos, el cual hace 12 años junto a sus empleados y en una pizarra dibujó una línea verticalmente y dijo: ‘A la izquierda de la línea hay personas y empresas, y a la derecha de la línea hay personas y empresas, algunos cruzarán la línea y vivirán, otros nacerán al otro lado de la línea. Esa línea hace 12 años era la frontera digital y a día de hoy esa frontera ya no es digital, es la inteligencia de artificial’. Pero claro, nosotros como industria si no hubiera sido por las plataformas no hubiéramos podido cruzar esa línea, cada vez se hace menos cine para cines y los cines físicamente están desapareciendo n, pero no me parece que las plataformas estén quitando la vida al cine. Me parece que la están alargando. Las plataformas no me parece que hayan sido el enemigo del cine, sino el cambio de hábitos. De alguna forma es democratizar la industria del entretenimiento, todo el mundo por la misma mensualidad tiene derecho a ver las mismas películas o las mismas series. Le estoy agradecido a las plataformas, me parece que le han alargado la vida a nuestra industria, que nos han ayudado a cruzar esa línea de la que hablaba Bezos.


YO SOY MUCHAS COSAS


“No considero que sepa tanto de algo como para poder concienciar a alguien, pero sí puedo ser altavoz de otras voces”

¿Cómo es Álex?


Dicen que soy noble, cabezota, que tengo mucho genio, pero que se me pasa rápido. Que soy leal, impaciente y ordenado.


¿Te crea ansiedad la fama?


No. Hubo una época en que sí al principio cuando no sabía mucho de esto, me creaba un poco de ansiedad el de repente verme en una revista, el tema de los paparazzi…

Ahora convivo muy bien con ese mundo y también sé protegerme, o sea, no siento que tenga que protegerme, pero en definitiva he aprendido a convivir con ello. He aprendido a no tomármelo todo personal y cuando dicen cosas de mi vida, tampoco me lo tomo personal, antes sí, antes me enfadaba muchísimo y decía: ‘Pero si esto no es verdad, pero si esto…’ y a día de hoy digo ‘bueno, pues ya está, no pasa nada, o sea, se han equivocado’. Sé es un negocio, las cosas tienen la importancia que le das y todo pasa muy rápido, somos muchos, hay muchas noticias y realmente nada es tan importante.


¿Alguna vez has querido desaparecer?


Una vez quise desaparecer cuando una serie que se llamaba “El príncipe” era muy seguida y en esa época recuerdo que me sentía muy observado. No tenía el conocimiento que tengo ahora y no conseguía llevar a la práctica eso de que no me importará lo que dijeran de mí, tenía paparazzis siempre en casa, y aunque la prensa siempre se ha portado muy bien conmigo, llevaba mucho tiempo intentando ser perfecto. Hubo un momento en el que me di cuenta que eso me estaba entorpeciendo creativamente. Llevaba ya un año y medio intentando encajar en una cosa de perfección, un día me di cuenta y dije ‘wow, necesito equivocarme, necesito ir a un sitio donde no me conozca mucha gente y poder seguir conociéndome a mí sin tener que dar un resultado’. Fue en el 2016 que me fui a Estados Unidos, me iba a ir un par de meses y al final me quedé dos años y medio. A día de hoy no necesitaría irme a ningún país, me siento con la fortaleza para poder hacer lo que me dé la gana y no me importa el juicio de los demás, en ese momento no tenía la madurez que tengo ahora y me tuve que ir a otro sitio sin darme cuenta de que da igual donde vayas, los problemas viajan y los complejos también van en la maleta.


¿Qué te gusta hacer cuando nadie te ve?


No hay nada que haga en la intimidad que no haga en público. Quizá lo único que me sigue dando un poco de vergüenza, es cantar en público. Eso es lo único que sigo disfrutando más cuando estoy solo. Me hago karaokes en el coche o en casa.


¿Qué te hace feliz?


Me hace feliz estar en contacto con mi deseo, me hace feliz darme la oportunidad de reconocer en cada momento cuál es mi deseo porque hubo un momento que me di cuenta en el que a veces no sé. Bueno, creo que estamos sobre obligados, o sea, con 17 y 18 años a tener que elegir a qué te quieres dedicar profesionalmente y que eso casi todos los casos son para el resto de tu vida y que no tenemos la oportunidad de reinventarnos. Me hace feliz darme la libertad, por ejemplo, hace 2 años y medio ya no quería ser actor. Hubo un año que no trabajé nada como actor y yo al principio no sabía que lo que me pasaba era que no quería ser actor. Pensaba que es que no me seducía ningún proyecto, pero cuando llevaba ya 6 meses, mi representante me dijo: ‘Alex ¿y esta peli por qué no?’ y yo: ‘Por el guion’ y me dijo: ‘Alex, ¡qué estás diciendo! ¡es maravilloso y el director también!’ Y ahí de repente me encontré conmigo mismo. Me dije: ‘Creo que ya no me seduce la interpretación’. Tuve una pequeña crisis, pero la crisis luego dio lugar a que llegué a la conclusión de que en realidad la afirmación “yo soy” es maravillosa, pero que hay que tener cuidado porque nos programa el cerebro, o sea, si yo digo yo soy actor, sí soy actor, pero no me estoy dando la oportunidad de ser más cosas. Después de esa crisis, me di cuenta de que sí quería ser actor, pero también quería ser productor, también quería escribir, también quería…


¿Qué te hace llorar? ¿Qué es lo que te hace decir: no puedo con esta injusticia?


Te iba a decir algo relacionado con los animales, pero voy a hacer caso de mi instinto porque la primera imagen que me ha venido ha sido todo lo relacionado con el bullying. Yo he tenido la suerte de que no sufrirlo en el cole, pero creo que en mayor o menor medida todos los sufrimos incluso de adultos. Es una cosa que me preocupa y de hecho le he dado muchas vueltas a cómo poder ayudar de una forma activa, no poniendo un post y diciendo el día de no sé qué. Pensé en desde ir a dar unas charlas. Todavía sigo dándole vueltas a cómo puedo realmente poner mi granito de arena para que eso no suceda porque para mí lo malo del bullying no solamente es el momento que el niño o la niña este sufriendo, sino como repercute eso en una sociedad en el día de mañana. Porque no te queda más remedio que encajar en un lugar para que te dejan en paz y me parece que es algo peligroso para una sociedad en el que al final hace que todo seamos iguales, es como que te quitan tu potencial o mejor dicho, tú renuncias a tu potencial, a tu forma de vestir, a tu forma de hablar, a tu forma de amar, a tu forma de expresarte a lo que sea con tal de que te dejan en paz, entonces si con tal de que te dejan en paz terminas renunciando tu forma de ser, al final corremos el riesgo de que se convierta en una sociedad de todos iguales con mentes iguales. Aunque realmente veo a las nuevas generaciones y digo ‘¡wow, qué maravilla, qué libertad tienen todos!’.


¿Qué es la vulnerabilidad para ti?


Tiene que ver con dejarte ver, con mostrarte como eres con todo.


¿Qué significa para ti la palabra fracaso? ¿La empleas en tu vocabulario o la tienes olvidada?


La empleo muchísimo. Para mí la palabra fracaso conlleva algo positivo. Es algo que deberíamos tener súper incorporado, pero es que no sé por qué en España se le ha dotado de algo peyorativo.

Yo prefiero fracasar siguiendo mi sueño que siguiendo el sueño de otra persona. Cuando alguien te dice: ‘Que periodista tiene pocas salidas, mejor estudia no sé qué…’ pero vamos a ver: Si con todo puedes fracasar, ¿no será mejor fracasar persiguiendo tu sueño? Que además fracasar no significa Game Over, fracasar significa que a lo mejor una cosa te sale mal, pero tienes mil oportunidades para que a la siguiente te vuelva a salir bien.


¿Te consideras una persona inteligente?


Sinceramente no sé contestar a esa pregunta, pero si tengo una cualidad que creo que me puede ayudar en el futuro a ser más inteligente, soy muy curioso y la verdad es que me considero aprendiz todo el rato. Me encanta aprender. Cuando tú lanzas al universo el mensaje de “ya lo sé”, el universo no va a tener nada que enseñarte porque si ya lo sabes… Me gusta no dar nada por hecho y no tener pudor de preguntar todo. Levantar la mano siempre que tengo una duda, aunque piensen que soy un zoquete me da igual, entonces supongo que por ende a la larga te hará más inteligente, quiero pensar.

¿Cuál ha sido el comentario que más te dolido en redes sociales o en revistas?


No te quiero arruinar la entrevista, pero es que te juro que no me acuerdo.


¿Crees que tu voz es relevante en el mundo?


Hay veces que me molesta cuando de repente veo a compañeros y compañeras que se meten en jardines… Ahora me voy a mojar, voy a poner un ejemplo de alguien que para mí utiliza muy bien su voz como altavoz, Juan Diego Botto. Me parece que es muy cauto, muy inteligente y tiene mucha formación sobre lo que está hablando, pero es el único caso que conozco… En mi caso, no considero que sepa tanto de algo como para poder concienciar a alguien, pero sí puedo ser altavoz de otras voces.


¿Cuál es tu consejo para que esas personas que sufren rechazo por ser quiénes son?


¡Qué duro esto! Ojalá sea preciso con las palabras y no diga ninguna gilipollez. Que se apoyen en un círculo de confianza y que les cuenten todos sus problemas y les hagan participes de su vida, todo ello te ayuda a empezar a construir la confianza en ti mismo y a darte cuenta de que de la importancia de quererte a ti mismo, y abrazarte con todo. Cuando tú te abrazas, algo mágico ocurre y el exterior también te abraza.


En tu día a día, ¿qué atención le prestas al cuidado de la salud mental?


No lo había pensado hasta ahora que es un tema que está muy presente. Cuando he tenido que acudir al psicólogo, lo he hecho sin pudor o complejo. Nunca he pensado que es algo de lo que me tenga que avergonzar, a mí particularmente me ha ayudado mucho cuando en momentos concretos lo he necesitado y luego en el día a día me ayuda mucho meditar. Me ayuda a la meditación activa en la que haces u un pequeño viaje, yo algunas las hago guiadas con un señor que se llama Robin Sharma y voy atravesando, lo que para mí son los cuatro pilares de la salud en general, que son el: Mindset, heartset, soulset y healthset. De nada te sirve tener un cuerpo, una salud perfecta, si en el heartset, en tu corazón no has perdonado a tu padre todavía o si tienes una relación maravillosa con tus padres, pero no te relacionas bien con la comida.


¿Qué les dirías a aquellos que promulgan discursos del odio?


Que de la misma forma que la oscuridad no te saca de la oscuridad, solo la luz te saca de la oscuridad, el odio no te saca el odio, solamente construye más odio.


CRÉDITOS:


Photographer: Valerio Rioja

https://www.instagram.com/valero_rioja

Model: Álex González

https://www.instagram.com/alexgonzalezact

Editor in chief: Pablo Aragón

https://www.instagram.com/pabloaragon