top of page
Buscar
  • Pablo Aragón Blanco

COVER STORY: PAZ VEGA: “Para un actor el ego es como el Botox, mata tu libertad”

“Siempre tengo la sensación de que estoy en la cuerda floja, que no he llegado a nada”

María de la Paz Campos Trigo (2 de enero de 1976, Sevilla), alias Paz Vega, es un referente nacional. Tan patrio que es su rostro es sinónimo de bandera. Una mujer de altura que paso a paso ha alcanzado una cima en la que ella aún no se ve. Debe ser la perspectiva y una humildad latente. Pero los ojos que la miran ven en ella un icono moderno (aunque sienta que no encaja en ese molde) que ha sabido labrarse un pasado, un presente y un futuro gracias a su talento, su frescura y naturalidad. Algo que a día de hoy no ha perdido.


Al hablar sobre su paso por Hollywood nos hemos dado cuenta de que para ella el brilli, brilli y los focos son una capa superficial de su trabajo y considera que, si tuviese que quedarse con algo, sería con sus hijos. Nos ha desvelado que ha llorado (mucho) en hoteles al ver la vida pasar de sus retoños sin estar en el mismo espacio, de ahí que haya decidido priorizarlos. Ahora su gran sueño y sus grandes ansias pasan por ser capaz de dirigir una película cada dos años. Por supuesto la visión, la mirada crítica y el buen saber hacer no le faltan.


Pero Paz Vega es mucho más que una trayectoria, es una mujer comprometida. Una mujer que lucha por sus ideales, clara defensora de la igualdad y una estrella con todas letras sin necesidad de ningún foco.


Con ella hemos aprendido que los egos destruyen carreras, que el fruto del esfuerzo es la mejor recompensa y que lo mejor que podemos hacer es alejar los dedos de Twitter.


IMPARABLE


“Tengo derecho a decir algo que la gente no esté de acuerdo y que a la vez no me repercuta”

Jersey, chaleco, falda y botas LONGCHAMP; Abrigo DSQUARED2

¿Qué queda de la Paz Vega que empezó en “Menudo es mi padre” y que se hizo realmente famosa en “Siete vidas”?


No estoy segura que contestar porque, por un lado, me siento igual en todos los niveles, igual de pardilla que me sigo ilusionando con las cosas como si fuera la primera vez cuando me llega un proyecto. Por otro lado, posiblemente por la edad, te hace ya no ser tan espontánea como era a mis 20 años.


¿Qué esperas de “A todo tren 2: Ahora son ellas”?


Espero que la gente se ría mucho y la vea. Que sea un plan de familia, ya que son plenas risas y es una película clara y honesta. Da lo que promete. Saber que vas a gastarte dinero en una entrada, pero que te lo vas a pasar bien y te vas a olvidar de los problemas, tiene mucho valor.


¿Qué estarías dispuesto a hacer por tus seres queridos?


Todo y más. Creo que no soy ni consciente de lo que podría hacer o en el monstruo que podría convertirme por defender a mis hijos o por sacarlos de un peligro. Ese sentimiento es muy irracional. Cuando tienes hijos se te despierta algo y estás preparado para saltar en cualquier momento si les hacen algo. Donde dijiste, digo, digo Diego y donde dijiste de esta agua no beberé, te tragarás 3 litros, ¿por qué? Pues porque harás lo que sea por tus hijos.


¿Cómo ha sido trabajar con Paz Padilla? ¿os habéis reído mucho en el rodaje?


Hemos disfrutado muchísimo como enanas. Paz Padilla es una tía que genera una atmósfera muy divertida en el set, haciendo bromas con la gente del equipo. Ha sido todo un descubrimiento porque no la conocía más allá de lo que todos conocemos de Paz Padilla en su faceta de presentadora o de cómica y he podido ver a una gran actriz con muchísimo talento.


¿Te sientes cómoda haciendo comedia?


Me encuentro cómoda interpretando historias, da igual que sea comedia o drama. Me enamoro de las historias, me enamoro del personaje y de lo que le pasa y cuando estoy en acción, intento defenderlo a muerte. Aunque es verdad que la comedia es muy difícil, requiere una concentración porque tienes que tener ese punto de locura, pero también tiene que tener verdad. En “A todo tren”, las risas vienen del drama de una mujer que ha perdido a sus hijos, de su ataque de ansiedad que le genera miedo.

Camisa, top y pantalón PAROSH; Sandalias LODI; Pendientes, collar y anillos SUOT

¿Qué es lo que te hace reír?


Las cosas muy tontas. Cuando iba al circo de pequeña, me encantaban los payasos. Disfruto también con los clowns de los demás. Cada persona en el mundo tiene su propio payaso, es lindo descubrirlo y poderte reír con esa persona.


Vas a estrenar “Emperor” junto a Adrien Brody donde interpretas a María de Hungría… ¿Qué nos puedes decir del personaje? ¿cómo es Adrien en las distancias cortas?


Rodamos en Praga y hacía mucho frío. Es una historia preciosa. Adrien Brody es Carlos V y yo hago de su hermana que era un poco la que manejaba los hilos de manera maquiavélica según la película. María de Hungría es un personaje muy siniestro, frío y que se mantenía a la sombra siempre, pero que movía los hilos hasta que su hermano le para los pies. Adrien es generoso en el set y es muy cercano. Además, con ese físico tan maravilloso que tiene, no tiene que hacer nada. Hablar de Adrien Brody o hablar de su talento es absurdo, es demasiado obvio.


“Kaleidoscope” también está a punto de estrenarse en Netflix…


Es una historia estupenda, desde el guión y la trama en sí hasta los personajes y cómo se ha rodado. Se ha rodado íntegra en Nueva York y hemos tenido una posibilidad de rodar en la Diamond Street que es dónde están todas las joyerías, en la sexta avenida, en el puente de Brooklyn… Como actriz ha sido un sueño hecho realidad. Es una historia que mezcla de géneros porque por un lado es un robo, pero subyace una venganza y una historia de amor hacia una hija. El robo es la excusa para unir a estos personajes. Además, tiene esta particularidad que la hace interactiva ya que el propio espectador va a poder elegir qué capítulo ver en cada momento. No va a haber una numeración de capítulos y cada espectador va a tener su propio viaje hasta descubrir la resolución del por qué pasa todo.


¿2023 es el año de Paz Vega?


No, no, es un año más. Es un año más donde van a pasar muchas cosas buenas afortunadamente. Ahora estoy en el Salvador rodando y en 2023 tengo una comedia y mi propio proyecto…


El 2022 lo vas a acabar maravillosamente…


Rodando como me gusta y estrenando una película que he disfrutado mucho… ¡Mejor imposible!

Top y falda DIESEL; Botas y pendientes BIMBA Y LOLA; Gafas MIU MIU

El tema de la edad de la mujer en el cine es un tema candente, ¿qué opinas sobre ello?


¿Sabes qué pasa? Hace mucho tiempo que decidí no responder a este tipo de cuestiones porque si respondes existe, si no respondes, no existe. ¿Por qué no se pregunta esto a los actores? En definitiva, mi propia carrera responde a eso. Estoy trabajando y no quiero ser ni abanderada de nada, ni posicionarme en nada porque además que cada uno cuente su experiencia. Lo mejor es acabar con ese tipo de preguntas y cuando no haya esa pregunta se habrá dado un gran paso en eso justo que se quiere denunciar.


¿Qué te queda por hacer? ¿Hay algo que te apetezca hacer mucho?


¿Sabes lo que me gustaría poder hacer de verdad? Dirigir una película cada dos años es lo que me gustaría conseguir y ahí es donde me intento dirigir. Llega un momento en que siento que saltar al otro lado de la cámara es lo que me apetece, tengo la necesidad de contar las historias desde mi visión, desde mi mirada. Si además la puedo escribir yo, mejor todavía, porque creo que cuando uno escribe, cuando empiezas a crear una historia desde la nada, la vas imaginando, la vas poniendo sobre el papel y poniendo en imágenes, lo cuál es un proceso precioso, es la catarsis. Me ha pasado cuando he escrito este guion que voy a dirigir en el que ya estamos con la pre producción… ¡qué catártico y qué bonito!


Si tuvieras que contar con algún compañero de reparto con el que hayas trabajado para tus películas como directora, ¿con quién contarías?


Con alguien con quien he trabajado y que me tiraría de cabeza es Roberto Álamo. Es una delicia poder compartir con él cualquier escena. Tiene una brillantez, una luz, un talento y una nobleza delante de la cámara... Roberto Álamo me parece uno de los actores más grandes de este país.


Cuéntame la anécdota más loca que hayas tenido a lo largo de tu carrera, algo que no sepa nadie…


Me fui a hacer una película muda que se rodó en Bakú (Azerbaiyán) que se llama “The Bra”. Un director alemán vino a Madrid con este proyecto y me lío, aunque la verdad que la película es una belleza. Cuando leí el guion me supuso un reto. No pagaban nada, era de esas cosas que haces por amor al arte y nunca mejor dicho. Una película donde no hay diálogos, donde todo se soluciona con la interpretación, con la posición de cámara… Está todo implícito. Nos fuimos a Bakú a rodar, pero este señor no tenía ni permisos ni nada para rodar. Él se fue allí porque le venía muy bien un lugar, que es muy especial, son unas vías de tren rodeadas de casas, habían construido poblados. Un universo entero alrededor de las vías del tren, mientras el tren cruza y cruza. Visualmente es un escándalo, pero una cosa es eso y otra que tú ruedes ahí. Al no tener permisos los trenes no paraban. Por ello teníamos que rodar sabiendo que el tren iba a venir y te tenías que quitar, allá tú si te quitas o no, si te tropiezas… Tenía que hacer las escenas con los trenes pasando. Hay un momento en el que él quería que yo agarrara la ropa porque mi personaje tienda la ropa al lado de las vías del tren y que un tren estuviese a punto de pillarme mientras cojo la última prenda. Le decía: ‘A ver que lo hago, pero si te caes o si te tropiezas, el tren no va a parar, porque no hay permisos para parar’. Lo hice y hay una escena en el que estoy que el corazón me va a mil por hora, que estoy entre la pared y el tren me pasa a escasos centímetros de mi cara. Pero no fue la única, otro día llegó la policía y nos echaron del rodaje. Fue un desastre. Fue de esas cosas que uno se mete y piensa… ‘Pero, ¿quién me manda?’ No sabía si iba a llegar a Madrid de vuelta, podría haber pasado una tragedia… Finalmente ha quedado una película muy bonita y ha sido seleccionada por el festival de Tokio.

Traje PALOMO SPAIN; Zapatos DR. MARTENS; Pendientes y pulsera BIMBA Y LOLA

¿Qué premio te gustaría recibir si ahora mismo te diesen a elegir un premio?


El del público. Su cariño y su fidelidad. Eso es lo más. Hacemos películas para la gente, para motivar y emocionar a la gente. Vivir esperando un premio no está en mi radar.


Has hablado de conquistar al público, ¿es difícil conquistar a Hollywood?


Todo el mundo que está ahí y que trabaja para ese lugar vive para y por la industria. Para funcionar allí, ya no para triunfar, para sobrevivir y para poder comer, tienes que dar 120 %, no vale con el 100%, ni con el 80%. Tienes que empujar tus límites, tienes que arriesgar y mostrar algo único porque hay mucha gente con tanto talento… La gran pregunta es: ¿qué puedes ofrecer tú que no esté allí?

A veces a mí me llegan chicos jóvenes y chicas jóvenes que me dicen: ‘ay, me voy a ir un mes a intentarlo’. ¿Intentarlo? ¿qué es intentarlo? A veces me siento mal porque si les abres los ojos y les muestra la realidad… Es un muro el que tienen que pasar y con un mes no lo pasas. Hay que irse hay que vivir allí, hay que pasar días, hay que pasar castings y hay que estar. A lo mejor hay gente que tiene ese golpe de suerte y en el primer casting lo hacen estupendo y te ponen en una película de Marvel de 200 millones, pero esa no es la realidad. Yo tuve el golpe de suerte en el momento en el que me salió “Spanglish” estando aquí y me dio el billete de avión para allá. Vi una lucecita que se enciende a lo lejos que me decía que a lo mejor tenía que ir a ese faro, pero cuando llegas allí la cosa es muy dura.


¿Te sientes una triunfadora?


Me siento una privilegiada más que una triunfadora por trabajar en lo que trabajo y por hacer lo que me gusta, porque me hace feliz y porque estoy orgullosa de los pasos que he ido dando, algunos más acertados y otros menos acertados, pero los he dado yo. Estoy feliz porque sigo en la brecha que ya es. Me considero una trabajadora, una luchadora, una soldada de este oficio. Triunfar en la vida es estar en paz con uno mismo, estar tranquilo, hacer feliz a los que están a tu lado, disponer de tu tiempo y tener salud. Porque ser famoso no es triunfo, a veces es una consecuencia negativa. Hay que tener cuidado con lo que se desea y hasta donde uno quiere llegar porque a veces te come el deseo.


¿Te ha comido a ti la fama?


Nooooo. Al contrario. Para nada. Creo que tengo una relación muy sana con la fama y más ahora que antes. Antes estaba un poquito más sobrepasada, me agobiaba mucho que me reconocieran. Algo ha cambiado, no sé si es por la exposición de las redes que te acerca a esas personas y al estar a la mano como que se ha perdido esa cierta ansiedad por conocer a esa persona que admiras. La fama es una consecuencia de mi trabajo y no lo veo como como algo que te da privilegios. antes tenía una relación más bien de odio que de amor, porque mi privacidad y mi día a día es sagrado, pero a la vez eres una persona conocida con lo cual hay que encontrar ese equilibrio entre ser conocido y mantener tu vida privada sin llegar a obsesionarte. Es muy complicado.


Las grandes mujeres españolas en Hollywood sois Penélope Cruz y Paz Vega, ¿es mucha presión? ¿quiénes son las nuevas actrices que van a entrar también en Hollywood a parte de Ana de Armas? ¿quién va a tomar vuestro relevo?


Uy no tengo ni idea. Me has hecho sentir como si fuera una especie de hada madrina o de señora mayor que tiene que…


No, no, no… No va enfocado ahí. Al final conoces Hollywood y la industria, sabes quién puede más o menos … Estás en el mundo y ves cine, plataformas de streaming y dirás ‘esta actriz españolaaaa…’


Ahora mismo Ana de Armas porque creo que ella ha entendido cómo es Hollywood, cómo se trabaja y la dedicación que hay que tener. Tiene un talento inmensurable y es valiente y es capaz de arriesgar a niveles muy fuertes. No diría que es un relevo ya que ella es alguien que realmente está establecida y es una actriz más de Hollywood. No lo veo tampoco como tan así, no sé, me veo como alguien que he trabajado, que he ido poquito a poquito, granito a granito entrando en proyectos. No es que haya llegado a nada, es que cuando tú me dices eso, siento que me posicionas a mí como si estuviera en una cima y no estoy en una cima de nada. Cada proyecto es un nuevo comienzo. Estoy en la misma posición que antes, pero con más experiencia pudiendo enfrentarme a personajes de habla inglesa con otra solidez, que no la tenía antes, pero ahí sigo…


Lo que te quería decir (y no es peloteo) es que tú has llegado donde muchas quieren llegar, pero pocas lo consiguen. También te considero un icono con todas las letras de la palabra dentro de el séptimo arte español exportado a Hollywood.


Qué bonito te ha quedado.


No me refiero a un relevo generacional, me refiero a que tú le des la bendición como icono


Me considero una titiritera que el haber estado en Hollywood ha sido circunstancial. Una titiritera que va con su carromato, que va con su troupe y va a trabajar allá donde le llaman. En el caso de Hollywood es que me he ido al pueblo del otro lado del charco, pero mi sensación es que hago lo mismo y no es falsa modestia, te lo juro. Además, siempre tengo la sensación de que estoy en la cuerda floja, que no he llegado a nada, por tanto ¿quién soy para decir quién puede ser la siguiente persona que lo intente en Hollywood? De todos modos, hay muchos mitos y mucho brillo sobre Hollywood y a mí me gusta quitar todo ese brillo. No es que me guste quitarle la magia, es que no hay magia. La magia se la crea la gente de fuera que no sabe lo que se trabaja y lo duro que es, porque la gente te ve en una red carpet con un vestido de alta costura en un photocall y se creen que la vida es así y no tiene nada que ver. Por eso concibo mi carrera como un pasito a pasito basado en sacrificios. Ya no solo basado en madrugones, va más allá. Por tanto, mi concepto de triunfar es poder hacer una película que me permita estar con mis hijos 11 meses al año, pero como no es el caso, sigo trabajando. Tengo que currar y estar abierta a oportunidades. Ahora intento escoger proyectos que me permitan estar cerca de mi familia porque ya he sacrificado mucho.


¿Te consideras un icono?


No, no, no, no me lo considero. Me considero una actriz que ha hecho proyectos importantes de una generación, que ha hecho historias y que ha hecho películas que han trascendido y eso es importante, pero la categoría de icono son palabras mayores. Para tu ser un icono tiene que haber muchas cosas que creo que en mí no confluyen, no me veo en ese molde.


¿Cómo es la Paz del día a día? ¿Te consideras una persona normal o diva las 24 horas?


Lo más normal del mundo, no soporto ni los divismos ni los egos. En esta profesión, el ego juega muchas malas pasadas y la gente confunde ser algo dentro de la profesión con tener un ego como una catedral y eso es un error garrafal. En la profesión de actor dependemos tanto de tanta gente que el ego no te sirve para nada, al contrario, te cierra puertas, te levanta muros alrededor de ti y además para un actor el ego es como el Botox, te mata tu libertad. Un actor tiene que ser permeable, tiene que ser líquido, tiene que estar conectado con la verdad, con la tierra para luego darle esa verdad a sus personajes. Si tú vives flotando a un metro por el suelo y mirando a la gente de arriba a abajo estás totalmente desconectado de la realidad y eso va en contra de tu trabajo. Si tú eres muy icónica, te encasilla, porque te quedas en algo. Te quedas en una imagen. Mira lo que le pasó a la pobre Marilyn Monroe, su imagen era tan potente que no podía salir de ahí, estaba atrapada en una imagen. Va en contra tuya, por eso no quiero considerarme ni me considero un icono, me pondría cadenas a mi interpretación, a mi libertad para ofrecer, para dar, para vivir y para expresar.


¿Cómo eres tú en el día a día? ¿cuáles son tus valores? Cuéntame esa Paz que nadie ve.


Soy una persona tranquila, auténtica, que me gusta la familia y que soy feliz cocinando y saliendo a pasear con mi perro y mi gata. Disfruto con una cosa sencilla, con un libro y una copa de vino al lado.


“El hecho de cortarnos el mechón es algo simbólico, es decirles a las mujeres que están luchando en Irán que os vemos, os sentimos y os apoyamos”


¿Cuál ha sido el momento más feliz de tu vida?


Indiscutiblemente cuando tuve a mis hijos, cuando descubrí la sensación de tener una vida dentro, de generar vida, es algo potentísimo. Luego cuando ves que esa vida se convierte en un ser… es una felicidad que no tiene palabras, no hay nada que se pueda comparar, absolutamente nada.

Vestido ELISABETTA FRANCHI; Botas STEVE MADDEN; Pendientes y anillos TOUS

¿Cuándo te sientes sola?

Ahora intento no sentirme tanto tiempo sola porque estoy intentando adecuar los trabajos a mi familia. Cuando me voy a rodar y estoy cuatro o cinco meses por ahí y veo a mi familia en dos ratitos, lloro mucho, mucho, mucho. Así esté haciendo el proyecto más interesante y guay de la vida, me siento muy desgraciada en esos instantes.


¿Qué es lo que peor llevas de ser mundialmente conocida?


Voy por la calle a mí y nadie me molesta. Nadie me dice nada, voy tranquilamente por el Gran Vía, hago mis compras… Pero si tengo que decir lo que me molesta de esa “fama” es que se tome tan en serio cada cosa que decimos los actores, porque lo hago desde mi naturalidad y desde que soy una ciudadana más y puedo meter la pata. Me genera un poco de rechazo que por el hecho de ser actriz nuestra palabra tenga tanto valor. Muchas veces cuando opino lo hago desde las tripas más que desde el intelecto, porque no conozco muchas cosas, pero hay cosas que me generan una repulsa. Tengo derecho a decir algo y que me pueda equivocar, tengo derecho a decir algo que la gente no esté de acuerdo y que a la vez no me repercuta. Me molesta esa falta de libertad, me he auto censurado porque digo: ‘Si digo algo, le voy a liar, así que prefiero no decirlo’. Por eso no tengo Twitter, por si acaso. Además, cuando hay algo que me perturba lo suelo escribir. Me gusta escribirlo porque me ayuda a ordenar las ideas de lo que siento o de lo que pienso sobre ese tema en concreto.


¿Qué te hace feliz?


Ver a mis hijos en las personas que se están convirtiendo, tenemos una suerte increíble con estos tres micos. Ver a mi madre y a mi padre que están bien afortunadamente de salud y los tengo todavía en una época en la que ves que muchos amigos tuyos y mucha gente de tu edad ya están perdiendo a sus padres porque es ley de vida. Ver a los míos que están bien es un alivio y me da sensación de felicidad.


¿Te preocupa tu aspecto físico? ¿qué haces para cuidarte?


Me ocupo de mi físico porque es mi herramienta de trabajo, no como una preocupación. Más allá de las rutinas normales que puede hacer cualquier persona, hago ejercicio para tener fuelle en aquellos papeles que son muy exigentes físicamente. Ahora estoy entrenando bastante porque empieza una película de guerra donde lo físico me demanda mucho y necesito estar preparada. Luego también me doy mis épocas de no hacer nada.

Bomber, body, pantalón BOSS; Botas LODI; Pendientes BIIS

¿Cuál es el lugar en el que eres y has sido más feliz?


Soy muy madrileña de corazón, sobre todo por la época en la que me tocó vivir en Madrid que fue el comienzo de los 2000, llegué en el 96 y tenía 20 años, imagínate… Te sientes libre al llegar a una ciudad mucho más grande, a la capital, conocer a esa otra familia que tú eliges que es para toda la vida. Madrid me ha dado grandes momentos, he sido muy feliz y soy muy feliz.


¿Hay alguna causa social o activismo en el que creas que deberías participar?


Participo en varias causas sociales en momentos puntuales donde creo que mi voz aporta un granito de arena. Estoy muy involucrada con el tema de la violencia de género porque creo que es algo que todavía hay mucho por hacer porque seguimos siendo muy trogloditas en el tema de la igualdad, en el respeto hacia las mujeres y hacia las niñas. En ese sentido estoy bastante metida con un documental que estoy montando.


He visto que en redes sociales colgaste lo de Irán, te cortaste un mechón de pelo. ¿crees que hay muchos problemas en el mundo actualmente que tenemos que dar voz? ¿las mujeres en Irán es un gran problema que tiene que darse visibilidad?


Es una rama más de lo que es la misoginia en el mundo, de lo que es vivir en una sociedad machista. Hay tantos países en los que los derechos de las mujeres brillan por su ausencia, hasta el derecho a caminar por la calle con un mechón de pelo en la cara. Eso nos debe de doler a todos, pero porque eso es un ejemplo llevado a un extremo de lo que realmente también pasa en nuestra sociedad, en lo que está pasando en las sociedades machistas y misóginas. El hecho de cortarnos el mechón es algo simbólico, es decirles a las mujeres que están allí en Irán luchando que os vemos, os sentimos y os apoyamos. La lucha feminista es la misma en todos los países, cada una con sus problemas y con sus peculiaridades.


TEAM


Model – Paz Vega / @pazvegaofficial


Photographer – Leticia Díaz de la Morena / @leticiadiazdelamorena


Retoucher Ana Simon / @ana_simon_rt


MUAH – Kley Kafe/ @kleykafe para DIOR BEAUTY


Hair stylist – Patrizio Niccolai / @patrizio_niccolai


Fashion stylist – David G. Mirás / @davidgmiras


Sofía Stein / @sofia_stein


Editor in Chief - Pablo Aragón / @pabloaragon


SPECIAL THANKS


DYP COMUNICACIÓN

ISABEL MARTÍNEZ ANTIGÜEDADES Y DECORACIÓN

bottom of page