top of page
Buscar
  • Lucía Montalbán

El regreso de "YOUNG ROYALS", lo más esperado por la generación Z

El 1 de noviembre podremos ver de nuevo a los protagonistas de "Jóvenes Altezas" en Netflix.

Mucho se ha hablado estos meses sobre casas reales, no obstante, salvo la muerte de la reina Isabel II, ninguna noticia palaciega ha dado tanto que hablar como el regreso de Jóvenes Altezas, y es que, los perfiles oficiales de Netflix en redes sociales se han encargado de impacientarnos a todos al publicar un resumen de 4 minutos sobre la segunda temporada de la producción sueca, que se estrenará el 1 de noviembre en la plataforma estadounidense.


Desde luego, las escasas escenas que han desvelado son una clara declaración de intenciones, algunas de las pinceladas de esta nueva ‘season’ confirman que se desarrollaran conflictos iniciados justo al final de la primera temporada; la filtración de un vídeo con contenido de carácter sexual, y, por tanto, la vulneración de la intimidad, la muerte de Erik, heredero al trono sueco, los controvertidos secretos de Sara y August, la ruptura de los protagonistas: Simon y el príncipe Wilhelm…

Ciertamente esperamos que este nuevo trabajo siga la línea que se había marcado en los primeros capítulos, y es que, esta historia ha conquistado al público más joven por algunos elementos que la generación Z echaba en falta para que se produjera un escenario realista con el que identificarse en la ficción del panorama internacional y, sin duda, la miniserie sueca sentó un precedente al contar con actores y actrices con cuerpos, gustos, orientaciones sexuales, posición económica… muy diversos. Además, con una naturalidad pasmosa se deshicieron de algunos estereotipos que, desgraciadamente, permanecen clavados en el imaginario de la mayoría de los individuos. Sin embargo, Jóvenes Altezas es el mejor ejemplo de que las productoras comienzan a reflejar las reivindicaciones de una generación que ha crecido lidiando con tramas y personajes que perpetúan clichés bastante alejados de reconstruir una sociedad práctica. Evidentemente, los creadores entendieron que la audiencia no era un puñado de ilusos, ni estaban reclamando una utopía ilusoria, sino que solo buscaban la representación de todos los grupos, es decir, reflejar para dejar de invisibilizar.


bottom of page