top of page
Buscar
  • Pablo Aragón Blanco

Guillermo Lasheras: Bienvenido a la constelación


BELÉN RUIZ

“Lo más útil es no alimentar los mensajes de odio, como mínimo para que las víctimas se sientan arropadas y no sientan que estamos alimentando a la bestia”.



A TRAVÉS DE SU VENTANA


Con una mirilla nos colamos en la habitación de Guillermo Lasheras, el joven actor catalán que promete ser el nombre que vamos a escuchar hasta la saciedad este próximo 2022. Porque no solo va a rentabilizar ser una de las nuevas caras del próximo éxito de Netflix, va ir más allá y él lo sabe: A través de mi ventana es uno de los proyectos de los que he hecho que más cariño le tengo, tanto por el equipo técnico como por el equipo de casting hemos hecho una familia muy bonita. A nivel profesional significa una exposición brutal porque ya hay un recibimiento muy grande. Yo quiero que funcione, que la gente lo vea y que le guste, lo que tenga que venir que venga y ya veremos”. Y aunque no provenga de una cuna de artistas, Guillermo lleva haciendo teatro desde los 10 años, codeándose con grandes de la escena nacional como cuando trabajo en el musical Grease del que “me quedo con los ensayos y con esa creación desde 0. Todas las coreografías y miles de escenas entrelazadas. Ir construyendo el espectáculo entre todos es muy guay” comenta Guillermo.

Siendo carne de teatro, de la adrenalina que este proporciona, quiere vivir hasta el último aliento sobre las tablas de un escenario. “Me encanta el teatro porque es el lugar donde se viven las emociones más a flor de piel, donde como actor te vas a sentir siempre más vivo. Estás durante una hora y media con un personaje sin cortes ni pausas, lo que vives es mucho más intenso y, además, poder tener al público en directo recibiendo su feedback constantemente te llena mucho más”. También podríamos decirse del llamado a ser el sucesor de Juan Diego Botto, que es un actor de método que ansia interpretar personajes que supongan un reto, incluso ya se imagina interpretando “a un personaje con personalidad múltiple. Interpretar varios personajes dentro de uno, es puro aprendizaje, porque al final es trabajar personajes opuestos en una misma secuencia” apostilla. Pero no son sueños inalcanzables ya que el pasado mes de junio entró en la lista Screendaily de los actores que serán unas estrellas el día de mañana. Una premonitoria que anteriormente ha llamado a filas a Taron Egerton, Benedict Cumberbatch o Emily Blunt. Un piropazo que Guillermo recoge. “Me llamó un día mi jefe de prensa y me lo dijo. Vi los nombres de actores que habían estado en otras ediciones y sentí una presión muy grande. No sé si soy merecedor de estar en esta lista, pero me hizo muchísima ilusión” declara un impresionado Guillermo.


CRAZY IN LOVE



“Soy un disfrutón, estoy enamorado de la vida”

Guillermo se considera a sí mismo como un workaholic de campeonato. Siendo su máxima el vivir para trabajar. Un apasionado por su arte de los que no quedan. Pero aún así intenta sacar tiempo para su familia y amigos. “Trabajo las 24 horas al día casi, el poco tiempo que tengo intento dedicar unas horas a irme a la montaña que me encanta, o irme a la playa e ir con mis amigos a hablar. Voy encontrando momentos para pasar tiempo con ellos. Ellos son mi fuga de escape”. Tanto es así que cuando le hemos preguntado el lugar en el mundo al que se iría con los ojos cerrados nos contesta que “si pudiese me iba ahora mismo a Arbucias. Es un pueblo donde uno de mis mejores amigos tiene una casa en la cual nos reunimos los amigos de toda la vida. Es mi punto de paz”. Y si hablamos de tiempo de ocio en soledad es un fanático de la naturaleza, incluso como hobby es un pintor en ciernes:

“Tengo mi pequeño taller de pintura donde voy allí para desconectar. También me encanta bucear. Creo que soy bastante hippie en este sentido”. Un hippie despreocupado que no vive a expensas de su físico ya que “me siento muy bien con mi físico. Nunca he ido a un gimnasio. Mi genética me regaló abdominales, pero son de mentira porque nunca he entrenado ni hecho un abdominal porque es algo que no me apetece”. Un cuerpo apolíneo cincelado con un corazón que late y se enamora. Con una visión muy característica del amor romántico entendido como “una forma conectar con esa persona en la que depositas una confianza que no depositas en nadie más. Es mágico. Con tu familia tienes la tranquilidad de que siempre están ahí. En cambio, esta persona podría desaparecer en cualquier momento y no volver, pero no lo hace”. En definitiva, un enamorado de la vida como él mismo apunta.


LA INDIFERENCIA



“Podríamos decir que mis redes sociales son el making of de mi vida. Lo que no se ve en la ficción, lo que pasa detrás de cámaras”

Preocupado por todo aquello que hay a su alrededor, sabe que su voz tiene un altavoz muy potente. En sus propias palabras, “mi voz como mínimo es práctica. Tengo un medio de difusión grande y puedo hacerme eco de diferentes causas sociales”. Entre las que destaca “el feminismo ya que es lo que es y tendría que ser para todos lo mismo. Si se entiende de una manera distinta es que no se ha entendido. Es un movimiento y una lucha necesaria hoy en día, sobre todo para equilibrar la balanza social de desigualdad entre hombres y mujeres”. Aunque tiene muy claro cómo se combate cualquier tipo de odio: “A aquellos que promulgan el odio les diría una frase que viene al pelo: un tonto nunca sabrá que es tonto porque su propia ignorancia no le da el suficiente criterio como para saber que es tonto. Lo más útil es no alimentar aquellos mensajes de odio, como mínimo para que las víctimas de ese odio se sientan arropadas y no sientan que estamos nutriendo a la bestia. A veces poniéndonos en el punto opuesto al mensaje, estamos alimentando que el odio crezca. Porque el odio con odio siempre llevará más odio”.

bottom of page