Buscar
  • Paula Polizzotto

Highlights de la Paris Fashion Week primavera-verano 2022

La moda vive en 2021 una realidad híbrida. Por un lado, algunos diseñadores justifican su presencia en la pasarela física borrando las barreras entre la moda y el espectáculo con desfiles creados para el entretenimiento; es decir, la moda más allá de la moda. Por otro, el uso de las plataformas digitales permite expresar la identidad y estética de una firma con cero coste y con el mismo -o incluso mayor- nivel de creatividad. La industria vuelve así sobre la misma pregunta una y otra vez: ¿qué es el lujo, hacía dónde va y quién debería llevarlo? Tras el sentimiento de espera y reflexión que marcó las temporadas pasadas, París vuelve tras 18 meses a su contexto íntimo, en sintonía con un momento cultural lleno de contradicciones y reaccionando ante el mundo, que es, después de todo, la forma más pura y auténtica de la moda.


CHANEL

Un revival del Chanel del 93 y una oda a las supermodelos. Así es como Virginie Viard imagina el verano del 2022, con prendas de baño que funcionan como outerwear, bolsos inspirados en el frasco de Chanel Nº 5 y una colección de falsos denims y trajes de tweed en color pastel. Viard celebra la nostalgia y la feminidad de los 80 y los 90, tiempos en los que la maison se vuelve masiva en todo el mundo y la cultura de la moda estaba definida por la personalidad de las modelos, y no solo por su físico. La diseñadora hace un reclamo a la industria por volver a la moda como gran espectáculo tras una década en la que, sobre la pasarela, son las prendas las que llevan a las modelos, y no al revés. Sin el tradicional atrezzo del Grand Palais parisino -cerrado ahora por reformas de renovación-, los fotógrafos flanquearon la pasarela retratando a modelos sonrientes que imitaban el joie de vivre de Claudia, Naomi o Linda. Referenciar iconos como la propia Coco o el trabajo de Lagerfeld no es tarea fácil, pues requiere que el inmenso archivo de la maison confluya con las expectativas de sus clientes, muchas veces demasiado entregados al legado de la firma. Por ello, Viard presenta una colección fresca y joven contando a las nuevas generaciones que la historia importa, aunque sin necesidad de recurrir a las supermodelos originales -como Versace o Fendi- para recuperar la moda ‘deseada’ de los 90.


Fotos: Chanel.



RAF SIMONS

Faldas para chicos y chicas, oversize sobre oversize y cortes limpios y funcionales. El cuerpo baila entre las prendas que Raf Simons presenta para el próximo verano en una colección optimista en cuanto al mensaje genderless. Simons busca una silueta única para ambos sexos, sin predeterminar la naturaleza de las prendas y que experimenta con su concepto de uniforme. Bajo la idea de Flashes of a future romance in a world full of noise (Flashes de un futuro romance en un mundo lleno de ruido) el diseñador se compromete con una moda libre de suposiciones, que retorna al origen de las cosas -y de las personas- para eliminar la etiqueta de masculino o femenino. La búsqueda de esta silueta pone de manifiesto que probablemente la sociedad no está preparada -o educada- para un mundo libre de género, aunque cada vez sean más los hombres en busca de prendas femeninas. La pureza y la comodidad importan a Simons más que nunca y para el verano del 2022 las encuentra en patrones de línea A, en referencias monásticas y en la sastrería con logos inspirados en la música rock.




GIVENCHY

Para la primavera 2022 Matthew Williams presenta una nueva perspectiva del lujo a través de la relación entre moda y artesanía. Junto al pintor y escultor estadounidense Josh Smith, Williams ha creado una colección diseñada para adaptarse al entorno virtual, por el simple motivo de que la moda en tres dimensiones es obvia, pero a través de una pantalla su energía y mensaje tienden a disminuir. Williams estira sus habilidades técnicas con nuevos tejidos, texturas y procesos de fabricación como la sastrería confeccionada en neopreno o el tratamiento del metal en los complementos. A partir de siluetas de los años 40 -hombros y péplums estructurados y cinturas estrechas- lleva el street wear a una zona de elegancia urbana con volantes, vestidos con micro plisados y pailletes de colores. En la colección se aprecia el estudio y el uso inteligente del color que reintepretan las obras semi-abstractas de Smith en prendas de punto bordado, tops de piel y estampados psicoldélicos.


Fotos: Givenchy.


RICK OWENS

Explorador de la oscuridad y de la estética intergaláctica con influencias del rock, Rick Owens se plantea la moda post pandémica desde la humildad de volver a las pasarelas En su colección para el próximo verano el diseñador presenta un mensaje de dualidad a través del contraste de texturas y siluetas. La colección está inspirada en elementos de la naturaleza como la niebla, un sutil erotismo y el uso de la tridimensionalidad. Es un homenaje a la belleza, a su búsqueda, pero también a su conservación. Las faldas, vestidos y capas elaboradas en nylon ultra fino o mallas de red toman el viento como un complemento más de la colección. Michèle Lamy, esposa y musa del diseñador, fue la encargada de abrir el desfile con el que Owens vuelve a París tras varios shows realizados en Venecia a causa del Covid.



BALENCIAGA

De crear espectáculo a través de la moda sabe, y mucho, Demna Gvasalia, el hombre que llevó a la familia Simpson -y a todo el pueblo de Springfield- a desfilar en París para presentar su colección primavera-verano 2022. Gvasalia celebra la intimidad recuperada con un capítulo donde vemos a Moe Szyslak, al jefe Wiggum y al señor Smythers vistiendo prendas de temporadas anteriores de la casa. Raramente el diseñador se aproxima a la moda de una manera convencional, y esta vez no ha hecho excepción. Como si de la noche de los Oscar se tratara, una alfombra roja vio desfilar a modelos, editores de moda y miembros del equipo Balenciaga en un intento de disipar las líneas entre la moda y la cultura popular. Cardi B, Naomi Campbell, Amber Valletta o Elliot Page desfilaron por el Teatro del Châtelet para tomar minutos más tarde sus asientos como parte de la audiencia. Mucho volumen, tejidos ricos y prendas elaboradas con la misma intensidad que el propio show. Una propuesta visceral la de Gvasalia, con vestidos de palacio moderno, gabardinas desestructuradas manchadas de pintura o corsetería como propuesta para vestir de noche.



Fotos: Balenciaga.


AZ FACTORY

Una labor de amor e inspiración hacia la moda fue lo que Alber Elbaz dejó en su paso por la industria. Reconocido por revivir la casa Lanvin entre 2001 y 2015, el diseñador israelí lanzó durante el confinamiento su firma propia, AZ Factory, bajo el paraguas de Richemont -la primera firma emergente por la que apostaba el grupo de lujo-. Tras el fallecimiento de Elbaz el pasado abril, la última noche de la semana de la moda de París fue una celebración del mantra que lo acompañó como forma de vida y de trabajo: 'Love brings love'. Esta colección reunió a colegas, compañeros y familia para mantener vivo el espíritu del creador de la eterna sonrisa. Nombres como Dries van Noten, Olivier Rousteing, Rick Owens, Iris van Herpen, Pierpaolo Piccioli, Maria Grazia Chiuri o Jean Paul Gaultier revisitaron el legado de Elbaz en un total de 45 looks diseñados para dar forma a uno de sus sueños artísticos: recrear un gran Teatro de la Moda que reuniera a los grandes nombres de la industria como una expresión de amor, creatividad y colaboración.



DIOR

El parisino Jardin des Tulleries fue el escenario en el que Maria Grazia Chiuri recupera el concepto del juego como vehículo para divertirse en la moda. Desde trajes estampados en paneles de colores hasta mini vestidos de flecos, la colección de Dior para el próximo verano es una oda a la alegría y al optimismo. Chiuri se inspira para su concepción en la colección Slim Look diseñada por Marc Bohan en 1961 y que introduce a la maison en la industria del prêt-à-porter. Con ella se produce además la transición de la casa hacia una silueta estilizada y aniñada, opuesta al New Look popularizado la década anterior por el legendario couturier. La estética mod y las influencias pop están presentes en prendas gráficas, minimalistas y que presentan la moda como un equilibrio entre diversión y sobriedad. Impecables trajes de falda, piezas de loungewear inspiradas en el mundo del boxeo y del tenis y cortes de la era espacial. Anna Paparatti fue la encargada de diseñar el espacio del desfile inspirado en una de sus obras más famosas, 'Il Giocco del Nonsense', un juego de mesa conceptual creado en la década de los sesenta. Con paredes cubiertas de señales de tráfico y frases sin sentido, la artista italiana explora el concepto del juego como un espacio para cuestionar la realidad y liberar la imaginación. Maria Grazia Chiuri celebra con esta colección la juventud, la llegada de una nueva era en la moda y, ¿por qué no?, el eventual regreso a las pistas de baile.


Fotos: Dior.


BALMAIN

Los pómulos más conocidos de la industria celebraron diez años al mando de Balmain con su colección para el verano 2022. En ella, supermodelos, mucho dorado y mucha piel. Olivier Rousteing presentó en el auditorio de La Seine Musicale, ubicado en Boulogne (Francia), una colección con un mensaje de diversidad, confianza y looks que definen su idea de mujer Balmain, algunos de ellos inspirados en los archivos de esta última década con él al timón de la firma. En la primera parte del show, prendas de cortes estratégicos, algunas de estilo bandage, bodies ceñidos por cinturones metálicos y pantalones que dejan ver la cadera. La sastrería, oversize y con hombros marcados. En la segunda parte, la supermodelo como icono: desde Carla Bruni, Karen Elson o Naomi Campbell, hasta Precious Lee o Imaan Hammam desfilan fieles a la estética barroca de Rousteing: vestidos acolchados con pedrería y tejidos estructurados. El desfile confluyó con el segundo día del Festival Balmain, un evento que une la música, las artes y el cine para luchar contra el sida en colaboración con la fundación RED. El acierto del show se encuentra en la combinación de los grandes nombres de la pasarela de ayer y de hoy, el savoir faire de los talleres Balmain y un innegable espíritu de amabilidad y celebración.


Fotos: Balmain.


LOUIS VUITTON

Nicolas Ghesquière viaja en el tiempo para el verano 2022, concretamente al Barroco del siglo XVII y al Art Nouveau de finales del XIX. Reconocido por unir presente, pasado y futuro, su colección está inspirada en el personaje de Irma Vep, la miniserie de HBO, basada en la película de Olivier Assayas de 1996 y protagonizada por Alicia Vikander, para la que Ghesquière diseñará el vestuario. De ahí, la importancia del layering, la estética vampírica (el nombre de la serie es el anagrama de vampire) y la combinación de tan diversos momentos históricos. Algo que se le da especialmente bien al ingenio del francés, que marca con esta colección un antes y un después en los límites creativos de la moda. El Passage de Richelieu del Louvre presenció una colección que une arte, artificio, vida moderna y futurismo. Gafas de sol propias de un baile de máscaras, chaquetas de traje con grandes solapas y vestidos slip combinados con jeans. Ghestquière adapta los códigos de la ficción y de la moda en la historia para crear capas de terciopelo bordadas y combinarlas con cuellos de volantes y botas de cordones. Además, este año coincide con el 200 aniversario del nacimiento del fundador de la casa, y para celebrarlo Ghesquière se ha unido a 200 artistas de todo el mundo para que reinterpretaran, sin restricciones, algunas piezas clásicas de la maison.


Fotos: Louis Vuitton.