Buscar
  • Pablo Aragón Blanco

INTERVIEW: ANDER PUIG: “Nunca he sufrido ninguna discriminación de ningún tipo”

“En la vulnerabilidad reside la fuerza”


Ander Puig ha llegado para revolucionar "Las Encinas". Uno de los integrantes del nuevo reparto de la imponente y omnipresente "Élite" ha conseguido ganarse al gran público al ponerse en la piel de Nico, el primer personaje trans de la serie española.


Y es que la ficción nos ha mostrado una nueva realidad que hace unos años era impensable exponer de manera global en streaming. De ahí que algunos auguran un futuro prometedor a Ander Puig como referente de masas dentro del colectivo LGTBIQ+. Pero Puig ya se ha pasado esa pantalla y sueña con triunfar al otro del lado del charco con su arte, uno que está siendo exportado exponencialmente gracias a la nueva factoría de actores.


EN LA ÉLITE

“Las etiquetas son útiles, pero hasta cierto punto”


¿Qué significa para ti formar parte de la nueva remesa de chicos de “Élite”?


Es un sueño. No me lo veía venir, pero me emociona porque sé que todo lo que se va a contar va a llegar a un público muy grande y eso es muy muy guay.


¿Cómo empezaste tu carrera? ¿por qué decidiste ser actor?


Empecé con 17 años haciendo interpretación en una escuela. Siempre había querido probar, pero no veía el momento ya que no estaba muy bien conmigo mismo. A los 17, me sentía bastante mejor, lo probé y me encantó. Veía que también podía sacar jugo de ello, conseguí un representante y empecé a hacer castings. Después me topé con “Ser o no ser” y de ahí lo que ha ido viniendo.


¿Qué ha supuesto para ti formar parte de “Ser o no ser”? ¿en qué te pareces a Joel?


Joel quiere ser actor, es un tío sensible y en esas dos cosas nos parecemos. Está claro también la vivencia trans. Algo que nos diferencia es que él es más cauto y que va más despacio con las cosas y yo soy un poco más impulsivo.


¿Quiénes son tus referentes a día de hoy? ¿A quién te gustaría parecerte el día de mañana?


Leonardo DiCaprio. Después hay un actor español que se llama Jon Olivares que hizo “Patria” que me encanta cómo lo hace.


Si pudiese hacer cumplir un sueño cuán mago de Aladdin, ¿cuál escogerías?


Trabajar en Estados Unidos como actor.


¿Qué tipo de películas o series te gustaría hacer en Estados Unidos?


Me gustaría hacer pelis de humor. Me gustaría aprender un poco de los géneros que hay de en el cine.

¿Te ves más como un actor más cómico o más dramático?


Me veo entre el drama y la comedia, las dos por igual. No me quiero cerrar, quiero explorar cualquier género.


A los 16 años has hablado que no sabías si querías ser actor, ¿por qué fue?


En mi adolescencia no estuve 100% bien conmigo porque no me sentía muy bien, pero el bachillerato fue una época muy chula y muy gratificante en la que encontré mucha gente que compartía mis gustos por el arte, gente que no había conocido antes. A raíz de eso me sentía más libre y me di cuenta de que la interpretación era algo que me gustaba mucho y quería apostar por ello.


¿Te da miedo el tema fama tras pasar por “Élite”?


No. Es algo que conlleva mi trabajo y creo que cuando decides ser actor también asumes que te pueda pasar algo así, entonces no me da miedo. Me da respeto porque es algo nuevo, pero tengo muchas ganas de que empiece esta aventura.


¿Alguna vez te has sentido vetado?


De momento, no.


¿Has tenido en algún momento ganas de dejarlo entre “Ser o no ser” y “Élite”?


No, es que disfruto mucho actuando la verdad. Me gusta mucho sentir, me gusta mucho saber cómo pueden pensar los personajes, por qué actúan así, todo tiene un porqué, me resulta un proceso muy interesante. Nunca he tenido un bajón así, pero lo que sí que he pensado a veces es que a parte de ser actor también me gustaría hacer otras cosas.


¿Qué te gustaría hacer?


Me gusta mucho escribir. Me gusta mucho la música y no me cierro a aprender más de otras cosas.


¿Cómo es Ander? Si tuvieras que definirte con tres palabras, ¿cuáles serían esas tres?


Picarón, responsable y decidido.


¿Qué te hace feliz?


Irme a una cafetería a leer tomándome una taza de chocolate.


¿Te preocupa tu aspecto físico?


No, ¿por qué debería preocuparme?


No sé, hay a mucha gente que le preocupa…


No, no me preocupa. Hay veces que me veo mejor que otras, pero no, no me preocupa en particular.


¿Tienes alguna rutina de deporte?


Hice boxeo durante un año en Barcelona, pero al cambiar de ciudad no lo he vuelto a retomar. Me voy a correr a veces.

¿Cuál es la peor experiencia que has vivido en tu vida?


Cuando me atracaron en Barcelona, fue una experiencia para olvidar. Volvía de una fiesta de barrio y volví andando a mi casa y me topé con unos chicos que me pegaron y me robaron. Fue duro.


¿Cómo seduce Ander y cómo le seducen?


Me gusta el juego del vacileo. Me gustan las bromas. Me gusta que la chica sea divertida, que haya un poco de buen rollo, me gusta que sea buena persona, que no sea distante y que sea abierta.


¿Cómo han logrado seducirte en el pasado?


Siendo muy amigos. Creo que cuando tú eres muy amigo de una persona es más fácil después que llegue a más. Si estableces confianza con esa persona y tienes cosas en común es más fácil después que te llegue a gustar. Me ha pasado así varias veces.


¿Qué te decepciona de una persona?


Que me mienta, que no sea sincera conmigo.


¿Cómo vas a gestionar que la gente se te acerque por la fama?


Recordando quién estaba ahí antes que todo esto viniera.


¿Tienes miedo al fracaso?


En cierta medida, pero tampoco me frena para dejar de intentar las cosas, pero sí tengo miedo a fracasar. Me va a pasar, voy a fracasar. Como todos, ¿no?


¿Cuánta importancia le das a la vulnerabilidad?


Mucha. Es importante ser vulnerable porque en la vulnerabilidad reside la fuerza.


Siempre supiste que eras un chico


Sí.


¿Cómo viviste esa transición? ¿cómo lo vivió tu familia?


Al principio muy bien cuando era muy muy pequeño. En la adolescencia lo pasé un poco mal con mi familia, estuve bien con ellos, pero sí que me amoldé un poco a lo que ellos querían de mí y después dije: ‘se acabó. Quiero hacer lo que me dé la gana. Yo soy este y quien quiera estar conmigo, guay, y quien no, pues lo siento’.


¿Qué son para ti las etiquetas?


Sirven para para que nosotros podamos identificar, pero al final traen más problemas que otra cosa. Soy un chico trans, no necesito decirme a mí mismo que soy un chico trans, pero entiendo que para la otra gente y en sociedad este tipo de etiqueta vaya bien para entender que un chico trans es una persona que ha pasado por este proceso. Uno en el que siempre se ha sentido chico, pero no lo ha podido expresar porque nació con unos genitales con los que no se sentía identificado. En definitiva, las etiquetas son útiles, pero hasta cierto punto.


¿Qué cambiarías del mundo?


Erradicaría la violencia.


Dijiste que lo pasaste muy mal en la adolescencia, ¿sufriste bullying?


No. Era interno. Nunca he sufrido ninguna discriminación de ningún tipo. Siempre he tenido gente a mi alrededor. Fue conmigo mismo, era una lucha porque yo estaba atrapado en algo que no veía salida, era un chico y no sabía cómo manejar el hecho de que me desarrollaba. Era como un conflicto interno conmigo mismo, pero no sabía cómo salir de ahí. Cuando tenía 15 años no había la información que hay ahora.