Buscar
  • Redacción Folie

La generación Z ha cancelado los SKINNY JEANS

La generación Z dice ¡HELL NO! a los skinny jeans o vulgarmente llamados pantalones pitillo.

Si quieres seguir las tendencias destierra desde ya mismo de tu armario todos los skinny jeans que tengas colgados de la percha. Ahora tendrás que dar una bienvenida de la que hacen historia a los vaqueros de pierna recta. Les rendirás pleitesía.


¿La razón de la muerte de los pantalones ajustados hasta el infinito? La Gen Z y TikTok, POR SUPUESTO. Los tik tokers se han esmerado con el fin de estos jeans que nos han acompañado casi la última década. Por fin la circulación de nuestro cuerpo podrá estar tranquila.

Según los datos publicados recientemente por la empresa de estudios de mercado NPD Group, los vaqueros de pierna recta, que son los más vendidos entre las mujeres de Estados Unidos, han desbancado por fin a los vaqueros ajustados. Maria Rugolo, analista del sector de la confección de NPD Group, atribuyó la preferencia por los vaqueros más holgados a nuestro cambio colectivo hacia la ropa cómoda, una tendencia acelerada por la pandemia.

LEVI'S

“Solo el año pasado, los jeans de pierna recta representaron el 33% de las ventas de jeans en Estados Unidos, contra el 30% de skinny jeans, derrotando al corte ajustado que estaba en el primer puesto desde hace al menos diez años”, según la analista María Rugolo, de la empresa NPD Group. Apenas en 2019, los jeans ajustados representaban el 41% de las ventas de pantalones de mujer.

GUCCI

GUCCI

NPD Group también descubrió que las personas nacidas entre 1946 y 1964 aumentaron su gasto en vaqueros ajustados entre 2019 y 2021. Por otro lado, los de la generación Z prefieren los vaqueros de pierna recta, seguidos de los de corte relajado, ancho y boyfriend.


Aunque NPD Group no vinculó directamente el declive de los vaqueros pitillo con TikTok, la plataforma -amada por los nacidos entre 1997 y 2012- es el hogar de un montón de vídeos que se amontonan sobre estos vaqueros adjetivándolos con expresiones como “cringe” o “cancelado”.


So… repite conmigo: ¡Adiós Skinny Jeans!