Buscar
  • Redacción Folie

La involución de Qatar: El mundial de 2022 no es PRO LGBTIQ+


NEUER- GETTY IMAGES

Cuando pensábamos que nada ni nadie nos podía sorprender en pleno 2021, aparece en escena Nasser Al-Khater, miembro del Comité Organizador, que avisó que nadie perteneciente al colectivo LGTBIQ+ podrá expresar cariño en público en el mundial, pero que aún así todas aquellas personas serán bienvenidas a este evento. JÁ.


Tal es así que se encargó de dejar bien claro cuáles serán las libertades de expresión en público que podrán tener los miembros de la comunidad LGBTIQ+ que asistan el año que viene a la Copa del Mundo. Pidió "respeto por su cultura". "Las demostraciones públicas de afecto (entre homosexuales) están mal vistas y esto se aplica a todos. Qatar y los países vecinos son mucho más conservadores y pedimos a los aficionados que respeten. Estamos seguros de que lo harán. Así como nosotros respetamos las diferentes culturas, esperamos que la nuestra también lo sea. Los miembros de la comunidad LGBTIQ+ vendrán a Qatar como aficionados y asistentes a un torneo de fútbol y podrán hacer lo que haría cualquier otro ser humano", señaló el ejecutivo qatarí.


Concretamente en Qatar, la homosexualidad es castigada hasta con más de cinco años de cárcel. Y en caso de que los homosexuales sean musulmanes, éstos pueden llegar a ser ejecutados, porque en aquel país se rigen bajo lo que dice la Sharía; la ley islámica que detalla el código de conducta de la sociedad, los criterios morales y lo que es aceptado o no. Aunque pueda ser increíble y reprochable, poco margen tenemos para cambiar las actuales leyes de este país anti LGTBIQ+. Tan solo tenemos el poder de la manifestación ante organismos internacionales con el fin de que no se den beneficios o premios a estos países. Organizar un acontecimiento de tal relevancia hará que este país en concreto ingrese en sus arcas lingotes y lingotes de oro. Un premio manchado en sangre y odio.


Al-Khater sobre el "miedo" de Josh Cavallo


Pero ahí no acabaron las declaraciones del Qatarí ya que conocedor de unas declaraciones de Josh Cavallo (primer futbolista en declararse gay) en las que argumentaba que "tenía miedo de ir a Qatar porque había leído que en ese país existía la pena de muerte hacia los homosexuales", Al- Khater le contestó que "le damos la bienvenida y lo invitamos a que venga a conocer Qatar antes del Mundial. Nadie se siente amenazado aquí, creo que esta percepción de peligro se debe a las múltiples acusaciones y noticias que dan un panorama negativo al país". Un lavado de cara a un pensar sucio y dañino para la sociedad en general. Y he ahí la involución, el retroceso y la libre imposición de unas normas nada plurales que no celebran el amor.