Buscar
  • Lucía Montalbán

RIGOtalks: ¿Este es tu ídolo?

Rigoberta Bandini estrena nuevo proyecto: RIGOtalks, unas charlas para celebrar su nuevo álbum: La Emperatriz

Rigoberta Bandini se ha convertido en una de las artistas del año 2022 en España. Su propuesta y actuación en el Benidorm Fest la llevó a conectar con mayor público, a conseguir que su música llegará a espacios de divulgación mainstream. Desde luego, supuso un punto de inflexión en su carrera y, como bien asegura en la primera charla de esta serie, no ha parado de girar este año y está muy cerca de llegar a los cien bolos.


Además, el formato de los RIGOtalks nace como culmen de su nuevo álbum, La Emperatriz, un trabajo en el que ha presentado algunas composiciones inéditas intercaladas con sus canciones más reconocidas y bailadas por todos. Para esta primera charla (RIGOtalks #1), la intérprete invitó a C. Tangana, sin duda, otro de los artistas del año con su gira Sin Cantar Ni Afinar. Hablaron de sus sensaciones actuales respecto a su recorrido profesional, de la necesidad de los cambios, de los parones, de componer, anécdotas… Sin embargo, sin quererlo, plantearon una cuestión que resulta curiosa; Ambos comentaban su admiración y fanatismo por el director de cine italiano, Paolo Sorrentino. Rigoberta confesaba que en la mayoría de sus entrevistas le menciona y, de alguna forma, le gustaría ponerse en contacto con el cineasta. Por su parte, C. Tangana relataba que había tenido la ocasión de hablar con él en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, pero decidió no hacerlo. Ante la perplejidad de Bandini, el cantante alega que siempre ha tenido muchos ídolos y al conocerlos le decepcionaron.

En este punto es donde encontramos dos posturas bastante contrapuestas, porque además de que Rigoberta desea conocer a Sorrentino, con el desarrollo del proyecto RIGOtalks, podemos adivinar que no teme sentarse frente a personas que admira. Todos elegimos entre la curiosidad y el miedo, vivir con preguntas o con certezas. Lo cierto es que ninguna de las decisiones arroja luz a nada muy trascendental. No obstante, si tienes el poder de imaginar infinitas posibilidades, de residir en fantásticos instantes… la realidad solo contaría con el valor que cada uno le quiera dar. La realidad de la que no van a poder escapar ambos es de su condición de ídolos, porque ahora, ellos también pueden ser objeto de la temida pregunta: ¿Este es tu ídolo? o, simplemente, ser ideas atrapadas. Porque, eso sí, para bien o para mal, la verdad siempre es liberadora.