Buscar
  • Pablo Aragón Blanco

THE GRAY MAN: Adrenalina en vena en la nueva saga de espías en streaming

El aburrimiento no tiene cabida en “The Gray Man”, la gran apuesta del gigante Netflix que ha conseguido reunir a actores de primer nivel con el fin de crear una nueva saga al más puro estilo “James Bond 007” o “John Wick”.

GETTY IMAGES

Ya hemos podido ver la carísima película que Netflix basada en la novela de 2009 estrena el próximo 15 de julio en cines y el 22 en streaming y hay una palabra que la define: Emoción.

No es que no hayamos visto este tipo de películas de espías anteriormente, quizás hasta hemos visto demasiadas. Quizás también mejores. Y es que el argumento nos es bien conocido: “Héroe masculino que remueve cielo y tierra para salvar a algún allegado”, la lista en la filmoteca sería infinita. Pero “The Gray Man” consigue una cosa que ni la mitad de esa lista logra conseguir, generar tensión y emoción a partes iguales. Es un no parar, un trasiego de escenas, de lugares (Esta producción con afán de trotamundos y escala internacional se rodó en SIETE localizaciones: Los Ángeles, Francia, República Checa, Tailandia, Croacia, Austria y Azerbayán), de personajes, de pirotecnia y de luz.

“The Gray Man” cuenta la historia de un agente de la CIA Court Gentry (Ryan Gosling), alias Sierra Seis. Sacado de una cárcel federal reclutado por su supervisor, Donald Fitzroy (Billy Bob Thornton), Gentry fue en su día un mercader de la muerte altamente cualificado, autorizado por la Agencia. Pero ahora las tornas han cambiado y Seis es el objetivo, perseguido por todo el mundo por Lloyd Hansen (Chris Evans), un antiguo compañero de la CIA que no se detendrá ante nada para acabar con él. La agente Dani Miranda (Ana de Armas) le cubre las espaldas.

Este film, dirigido por ambos hermanos Russo y escrito por Joe Russo en colaboración con Stephen McFeely y Christopher Markus, es pura adrenalina que brilla gracias a las interpretaciones de Ryan Gosling (el héroe de la historia que tan solo tiene que envidiar a James Bond en su vestuario) y el malo malísimo que tiene pinta de no serlo, Chris Evans. Este último consigue que incluso no nos caiga tan mal su personaje, en parte del metraje puede hasta parecer un estereotipo de la América profunda. Ambos dos consiguen con sus coreografías de lucha querer apuntarnos a una clase de defensa personal, o por lo menos a seguir un par de clases colectivas en Youtube.

En cuanto al resto de personajes destaca una Ana de Armas ya madura que derrocha ingenio, fuerza y belleza. La combinación explosiva por la que tiene a Hollywood a sus pies. Parece ser que su preparación para el rodaje fue más allá de un simple aprenderse el guión y el personaje. Indagó en la historia. “Tuve una charla muy interesante con un agente de la CIA que me ayudó a entender cómo se trabaja dentro de la Agencia. Me habló sobre la actitud. Me dijo que tienes una misión, un jefe, unas reglas que debes seguir. Has trabajado muchísimo para llegar adonde estás, y tu reputación y todo lo que has hecho en la vida es lo que más te importa. No vas a tirarlo todo por la borda sin más. Tienes que concentrarte en lo que estés haciendo. El trabajo es lo más importante. Pero hay algo más que eso: siempre debes hacer lo correcto. Me parece que hay un momento en la película en el que Dani lo entiende de repente”, comentó Ana de Armas.


Completan el reparto Regé-Jean Page (Danny Carmichael) interpretando a un psicópata de libro, Jessica Henwick (Suzanne Brewer) ambiciosa y corrupta, Billy Bob Thorton (Donald Fitzroy), Julia Butters (Claire Fitzroy), Dhanush (Avik San) y Alfre Woodard (Maurice Cahill).


En definitiva, “The Gray Man” es una batalla constante llena de ingenio y balas que seguro será un éxito en todo el mundo. Seguramente ya se esté preparando la secuela. El anuncio no tardará en llegar.