top of page
Buscar
  • Foto del escritorRedacción Folie

ALLISON MACK de SMALLVILLE ingresó en una secta para volver a ser una gran actriz

Allison Mack que entró en prisión en 2021 tras haber formado parte de Nxivm, una infame secta a la que perteneció porque pensó que el cofundador Keith Raniere podría ayudarla a "volver a ser una gran actriz".

GETTY IMAGES

"Me mudé a Albany (sede de Nxivm) para llenar ese vacío y encontrar el alma de mí misma de nuevo, si eso tiene sentido, ya que se había esfumado", explicó en una entrevista de 2017 con Vanessa Grigoriadis, que fue desenterrada el lunes en el nuevo podcast de la periodista y Gabriel Sherman, "Infamous: Inside America's Biggest Scandals”. "Le pregunté a Keith si me ayudaría a volver a ser una gran actriz porque sentía que era un fraude".


En 1998, Raniere y Nancy Salzman fundaron Nxivm, una empresa de desarrollo personal que ofrecía "Programas de Éxito Ejecutivo" y una serie de técnicas que prometían la superación personal con énfasis en llevar "más alegría" a la vida de las personas. Vamos, una estafa en toda regla.

Sin embargo, la empresa tuvo serios problemas cuando antiguos miembros denunciaron que habían sido adoctrinadas en una retorcida secta de esclavas sexuales, en la que las mujeres eran marcadas con las iniciales de Raniere y obligadas a mantener relaciones sexuales con él.


En 2019, Raniere fue sentenciado a 120 años de cárcel. Dos años más tarde, Mack fue condenada a tres años de prisión después de declararse culpable de los cargos de haber manipulado a mujeres para que se convirtieran en esclavas sexuales de Raniere.


Al hablar con Grigoriadis, la actriz mantuvo desafiante su inocencia.


Mack alegó que Raniere no era "el jefe de un harén", y agregó: "No estoy reclutando mujeres jóvenes y núbiles para ser sus esclavas sexuales ... Ya sabes, es 'El Crisol', son los juicios de McCarthy, es como, lanzar acusaciones y propagarse como un reguero de pólvora".


Mack dijo a Grigoriadisque se sintió presionada a abandonar el grupo por amigos que estaban preocupados de que estuviera involucrada en una secta. "Les dije: 'Háblame unos minutos. Déjame que te cuente lo que estamos haciendo'", contó, y añadió que sus amigos le respondían: "'No, te han lavado el cerebro, estás enferma'".


"Estaba como caminando conmigo misma y decía: '¿Estoy loca? ¿Soy una de esas personas horribles sobre las que lees que hace cosas horribles y cree que las hace por Dios?" Tuve muchas conversaciones conmigo misma de ese tipo", añadió.


A pesar de lo que pensaban las personas más cercanas a ella, Mack decidió permanecer con Nxivm. "En última instancia, simplemente me senté y miré mi vida y miré mis relaciones y miré todas las cosas que había escrito, diarios que había guardado - cosas que había hecho en los últimos años. Y todo era tan bueno", explicó.


Grigoriadis también habló con Raniere, quien negó vehementemente que las mujeres hubieran sido marcadas con sus iniciales, comparándolo con las marcas hechas por fraternidades históricamente negras.

留言


bottom of page