top of page
Buscar
  • Foto del escritorRedacción Folie

BRITNEY SPEARS detalla su restrictiva dieta para su residencia en LAS VEGAS

Britney Spears se sometió a medidas drásticas para realizar su espectáculo en Las Vegas, y no siempre por elección propia.

En The Woman In Me, la cantante detalla la restrictiva dieta que siguió para su residencia de cuatro años en Las Vegas Piece of Me, y alega que fue forzada por su padre, Jamie Spears.


"Por mucho que hiciera dieta y ejercicio, mi padre siempre me decía que estaba gorda", escribe. "Me puso a dieta estrictamente".


Mientras estaba bajo su tutela, Spears recordó que su equipo había contratado a un mayordomo, calificándolo de "extravagancia", y dijo que ella "le rogaba por comida de verdad", como una hamburguesa o un helado. Sin embargo, asegura que él se disculpaba y le decía: "Tengo órdenes estrictas de tu padre". Bajo el régimen "no comió casi nada más que pollo y verduras enlatadas" durante más de dos años, calificando la experiencia de "degradante". "Dos años es mucho tiempo para no poder comer lo que quieres, especialmente cuando es tu cuerpo y tu trabajo y tu alma los que hacen el dinero del que todo el mundo vive", escribe. "Dos años pidiendo patatas fritas y que te digan que no. Cuando alguien te priva de la comida que quieres, eso lo empeora", escribe."Sentía que mi cuerpo ya no era mío. Iba al gimnasio y me sentía tan fuera de mí con este entrenador diciéndome que hiciera cosas con mi cuerpo, que sentía frío por dentro. Tenía miedo. Para ser sincera, me sentía jodidamente miserable. Si pensaba que las críticas sobre mi cuerpo en la prensa eran malas, me dolía aún más cuando venían de mi propio padre", escribe.

Spears afirmó que la dieta acabó teniendo el efecto contrario al que pretendía su padre y que, de hecho, le hizo ganar peso. "Aunque no comía tanto, me hizo sentir tan fea y como si no fuera lo suficientemente buena. La gente parecía considerar mi cuerpo como propiedad pública: algo que podían vigilar, controlar, criticar o utilizar como arma. Mi cuerpo era lo bastante fuerte para cargar con dos niños y lo bastante ágil para ejecutar a la perfección cada movimiento coreografiado sobre el escenario. Y ahora aquí estaba, con cada caloría registrada para que la gente pudiera seguir enriqueciéndose a costa de mi cuerpo".

Comentários


bottom of page