top of page
Buscar
  • Foto del escritorRedacción Folie

El lado oscuro de SHEIN

A la marca del fast fashion se le vienen tiempos muy oscuros. Todo por el informe que ha elaborado Greenpeace en el que según un informe publicado el pasado martes, las pruebas de laboratorio han detectado concentraciones de sustancias químicas peligrosas que superan los límites reglamentarios de la UE en el 15% de los productos.


Los resultados se basan en un análisis de 47 productos que Greenpeace compró en la web de Shein en toda Europa y en una tienda pop-up en Múnich y que luego envió al laboratorio independiente Bremen Environmental Institute de Alemania para realizar un análisis químico. Los artículos incluían calzado y una mezcla de prendas para adultos y niños.


Según el informe, siete de los artículos contenían niveles de sustancias químicas peligrosas, como ftalatos y formaldehído, que superaban los límites europeos, mientras que 15 contenían lo suficiente para crear un nivel de preocupación. Se encontró al menos una sustancia química peligrosa en todos los productos analizados, excepto en dos, aunque en concentraciones más bajas, según el informe.


Compramos 42 artículos de las páginas web de SHEIN en Austria, Alemania, Italia, España y Suiza y 5 artículos de una tienda pop-up en Múnich, Alemania, y los enviamos a un laboratorio independiente para analizar su composición química: Los resultados evidencian la despreocupación que muestra SHEIN por la salud humana y los riesgos medioambientales asociados” dijo Greenpeace.


Pero parece que esto a Shein le preocupa más bien poco. Tan solo dijo que trabaja con agencias de pruebas de terceros para garantizar que sus proveedores cumplen las listas y normas de control químico, que están alineadas con las regulaciones europeas y estadounidenses. La empresa dijo que investigará las afirmaciones de Greenpeace y que ha retirado los productos mencionados en la investigación, basándose en la información publicada en las redes sociales de Greenpeace.


Pero este no es el único tema que debería abordar la nueva competidora de Zara ya que esclavizan a sus trabajadores. Jornadas laborales de 11 horas, 29 días al mes, sin descansos, con bajos salarios, con penalizaciones por errores, con las salidas de emergencia bloqueadas o enrejadas. ¿Es hora de hacer ya un boicot a Shein o a qué estamos esperando?

Comments


bottom of page