Buscar
  • Redacción Folie

¿El nuevo must have es de DRIES VAN NOTEN? ¿Un yeti ha sido esquilado?

Hell yes. Aunque tendrás que esperar a que desciendan 30° las temperaturas para pensar en ponértelo.

La extravagancia del diseñador llega hasta límites insospechados. Esta vez se ha pasado el juego creando gorros azules en mohair.

El Gilly Hat del diseñador belga, un bucket hat que suele aparecer en las colecciones del diseñador, se ha vuelto muy peludo. Llega este otoño en una mezcla de mohair azul brillante que tiene largos mechones de pelo suave que lo cubren y se derraman por los lados para crear una textura distintiva. Ya nos estamos imaginando al monstruo de las galletas pasando por la peluquería.


Dries describió su última colección como “un homenaje a una vida que perdimos, una atmósfera de ensueño sin límites. Se trata de volver a divertirse, de tocar, de besar a la gente, de explorar lo prohibido, de vivir sin preocupaciones". Y desde luego lo ha conseguido.