Buscar
  • Pablo Aragón Blanco

EX. ¿Es difícil ser su amigo?

¿Ser amigo es posible? ¿Dónde hubo fuego quedan cenizas? ¿La atracción sexual sigue existiendo? ¿Cómo debo actuar?

GETTY IMAGES

Luis y Pedro fueron pareja durante ocho largos años. A la vista de todos, la pareja modelo, una que hacía soñar a los románticos empedernidos con que el amor de flores y corazones era posible. Pero la realidad no era tal. Las flechas de Cupido calaron muy hondo en ambos corazones, pero la herida en los costales que había desatado anteriormente la pasión y el fuego, ahora se había gangrenado y era un querer que debía ser amputado.


Tras varios meses de escrutinio constante entre ambos, uno de los dos da el paso de dar por finiquitada esta historia Shakesperiana. Sin veneno de por medio, aunque con reproches cruzados que venían desde el pasado para hacer mella en el presente.Principio del formulario

Maletas yendo y viniendo por la llamada calle de la separación. Entre medias el anhelo a lo vivido junto a esa persona hace que los sentimientos se entremezclen y todo se convierta en una fantasía andante. Por supuesto, las recaídas sexuales entre ambos son el pan de cada día, pero el sexo nunca es la solución.


Por eso para todos aquellos que se sientan identificados con esta historia, os damos 4 pasos para convertir la ruptura en amistad:


EL DUELO


Es necesario para recuperarse del dolor de la ruptura, reconectar con uno mismo y darse cuenta de las expectativas y esperanzas reconvertidas en desesperanzas. Si este tiempo no existe, jamás se cerrará la herida. Es imprescindible poner tierra de por medio.


AGRADECID@ Y EMOCIONAD@


Tras el duelo y la ya pasada rabia, es importante ver el lado bueno de las cosas y agradecer todos los buenos momentos que acontecieron en el pasado.


RECONOCER LOS ERRORES PROPIOS


Mirar la paja en el ojo ajeno, no consigue calmar las aguas. A veces mirar el ombligo propio y ahondar en el sentimiento de responsabilidad puede ayudar a crear una relación de amistad en el futuro.

GETTY IMAGES

SI AMAS ALGO… ¡DÉJALO LIBRE!


El amor debe ser sinónimo de libertad. Si no dejamos al otro ser quien es, no es posible una relación de amigos.


Si tras estos pasos individuales no es posible ser amigo de tu ex, no te fuerces a ello.

Una "amistad" forzada después de la relación no puede cambiar el hecho de que queríais cosas diferentes. Aprender a verlo es el primer paso para entender que las relaciones varían con el tiempo, pero que intentar arreglar una vasija rota para pintarla de otro color es un error. La vasija acabará rompiéndose por algún lado.


Quizás suene a cliché absoluto, pero es la mejor metáfora que puede definir la realidad de las relaciones. Una perdida de confianza o un distanciamiento destruyen lo que en el pasado fue esa corriente de electricidad entre dos cuerpos latentes y sintientes.