top of page
Buscar
  • Pablo Aragón Blanco

Griff: La nueva diva del pop

“El racismo no ha desaparecido. Todo el mundo que es de color lo ha experimentado de diferentes maneras”

RICCARDO CASTANO


Sarah Faith Griffiths. Pon especial atención a este nombre y apellidos. Auguramos que será la próxima diva del pop con la que el mundo va a volverse loco. Tanto es así que la varita mágica de Taylor Swift ya le ha tocado. Si eso ocurre, la bendición es una Golden card para hacer lo que se quiera. Aunque no solo Taylor ha reconocido un talento que estaba guardado entre cuatro paredes de Londres, Griff fue galardonada con el prestigioso Brit Award for Rising Star. Un premio que se adelanta a los Ed Sheeran o Adele del futuro.


Hija de padre jamaicano y madre china, Griff nació y creció en Kings Langley (Hertfordshire, Reino Unido). A golpe de esfuerzo, sudor y lágrimas ha aprendido a mostrar sus emociones a través de sus canciones. De manera autodidacta ha creado una carrera musical que está despegando gracias a su Black Hole. Pero queremos saber más de la llamada a ser la sucesora de la corona del pop.


PANDEMIA, PREMIOS, MRS TAYLOR Y UNA DOSIS DE DESAMOR


En One foot in front of the other hay siete canciones donde Griff nos deja ver un poco más de su alma. “Son básicamente siete canciones que he escrito y producido en mi casa. Son canciones que hablan de levantarse y experimentar el desamor. Descubrir el desamor y sentir que todo lo que puedes hacer es caminar y poner un pie delante del otro. Es una historia de esperanza, pero también de nerviosismo y cautela ante la edad adulta. El crecimiento y la recuperación”. En su “estudio”, la habitación de la que se ha apoderado en casa de sus padres, pasó toda la pandemia y nos relata cómo esa experiencia fue “buena y mala. Fue increíble que me dieran tanto tiempo para pensar y estar solo. No creo que vuelva a tener eso. Pero también, fue raro porque cuando pasó, no estaba inspirado porque no tienes vivencias. Estás mirando las mismas cuatro paredes, no estás experimentando la vida. Fue muy estimulante porque creo que había muchas cosas que podía hacer yo misma. No necesitaba un productor para ser capaz de terminar una canción. Me sentí muy orgullosa de eso porque creo que es algo que no vemos. No vemos a suficientes artistas haciendo todo, y especialmente a artistas femeninas”.


Aunque si hablamos de artistas femeninas que son referentes para Griff, ella lo tiene claro. “El hecho de que Taylor Swift sepa quién soy es increíble. Yo era una niña de ocho años cuando empecé a escuchar su música y todavía soy muy fan de ella. Creo que es una de las mejores compositoras y, como artista femenina, es capaz de seguir evolucionando y volviendo a escribir un éxito tras otro. Es difícil estar a ese nivel y llegar a la cima tan joven y luego mantenerse”. Su camino ha empezado de la mejor manera posible, una subida a esa cima de la que nos habla que ha cogido impulso gracias al Brit Award que ha ganado. Del cuál nos dice que “trato de no pensar en ello. Da miedo, es una locura. Cuando miro quién lo ha ganado antes, aparece una presión y no quiero que eso ocurra. Trato de no pensar en ello, pero definitivamente me siento muy orgullosa de todo el trabajo que he hecho hasta ahora” comenta Griff.


Con “Black Hole” ha conseguido situarse en el top 20 de Reino Unido y con “One Night” está batiendo records. Un éxito tras otro que vienen gracias al desamor. Incluso bromea sobre el número incontable de break up songs que es capaz de escribir. “¿Interminables? Escribo canciones todo el tiempo y sólo una parte de esas canciones saldrán al mundo. Así que sí, escribo muchas canciones al desamor”.


LA DUALIDAD DE GRIFF



Hay una parte de Griff que permanece oculta. La versión más personal está escondida en una cajita, pero quiere salir. Una mujer que le tiene miedo al fracaso y que la fama literalmente “me genera ansiedad. No creo que como humanos estemos hechos para ser famosos. No creo que estemos hechos para que nos adoren y nos pongan en un pedestal. Cuando eso ocurre y la fama aparece, vemos como mucha gente famosa no lo lleva bien porque no estemos hechos para ello”. Una mujer normal que tiene objetivos más allá de los premios, el glitter y la alta costura. “Tengo objetivos personales, como mudarme al campo, tener mi propia casa, tener muchos hijos y casarme. Hay dos lados en mí. Quiero tener una carrera musical pero una gran parte de mí estaría insatisfecha si no tengo una vida estable y normal. Quiero eso y quiero tener muchos hijos. ¿Cuántos hijos pueden llegar a tener las mujeres?” nos pregunta Griff.



SER UN OUTSIDER





Outsider podría ser el término que encaja a la perfección al sentimiento que más de una vez ha sentido Griff. Dice que no se siente identificada al 100% con ninguna de sus raíces. “No sé si está tan claro porque creo que al ser mestizo y crecer en una zona muy blanca, te sientes un poco fuera de lugar. El racismo no ha desaparecido. Todo el mundo que es de color lo ha experimentado de diferentes maneras”. Y cuando le preguntamos si ha podido vivirlo en la industria musical no titubea al decir que “en la industria musical, dondequiera que esté, es sutil. La gente sigue siendo gente. El racismo no significa necesariamente que sea alguien abusando de otro alguien verbalmente al otro lado de la calle. Es mucho más sutil. Es la forma en la que se trata a la gente”.


Ella será un ejemplo para las nuevas generaciones. Un ejemplo y un reflejo de Black Live Matters. Un ejemplo de lo que es tener una voz que se rebela contra lo establecido. Todo ello a través de ritmos pegadizos y verdad. La verdad de ser Griff. El pop tiene nueva diva del pop a la que no debemos ni podemos perder la pista.

bottom of page