top of page
Buscar
  • Redacción Folie

JACOB ELORDI se hizo un master en TIKTOK y de gymadictos para su papel en EUPHORIA

Jacob Elordi ha conseguido que todos y cada uno de nosotros no sepamos si odiamos o queremos a Nate Jacobs, su personaje de Euphoria. Aunque más bien diríamos que más bien es la primera opción.

GETTY IMAGES

Pero para el actor australiano no fue nada fácil llegar a ese punto. Conseguir ser un adolescente aterrador y cruel de libro con un trastorno de personalidad bastante severo requiere horas y horas de preparación.


En una entrevista con GQ, Elordi reveló que estudió la mentalidad de los típicos muscle guys de gimnasio y los tiburones de TikTok para cultivar el inquietante personaje de Nate. El actor de 25 años dijo que visitó un popular gimnasio de Los Ángeles para observar cómo se comportaban los hombres. Según Elordi, sus intereses incluían escuchar Pop Smoke, levantar pesas y coquetear con las mujeres. Después de desentrañar lo que les gusta hacer a los hombres hipermasculinos, se adentró en su psique, inspirándose en los tiburones y su comportamiento depredador. "Nate siempre está vigilando", explica Elordi, comparando su personaje con la criatura marina. "Se topará con alguien en el pasillo, como un tiburón cuando prueba la pierna de alguien, y entonces sale de las profundidades y simplemente lo aniquila. Ese chico está en el océano y hay una tormenta y no tiene vela, no tiene ni idea. No tiene un libro de reglas que seguir sobre el tipo de persona que debería ser".

GETTY IMAGES

Muchas de las escenas de Elordi en Euphoria son emocionalmente agotadoras y difíciles de ver, lo que el actor atribuye a sus largas jornadas de rodaje. "Lo que todo el mundo está viendo en la televisión, los cortos de los que habla la gente, los sentimientos que tienen, la conversación que hay en torno a la serie, eso es porque ciertas tomas llevan 30 y pico tomas", explicó.


Aunque Elordi dice que le encanta estar en el plató. "Para mí, trabajar en eso es una absoluta delicia. Cuando trabajo con Sam, estoy en las trincheras con él, y confío en él, y me esfuerzo al máximo por él. Creo que he leído a la gente decir: 'Mira, esa es una mala imagen, no deberías trabajar hasta los huesos por el arte'. Yo lo disfruto".

bottom of page