Buscar
  • Pablo Aragón Blanco

LY RAINE: La rima reivindicativa

“Cuando entré en depresión el hecho de levantarme de la cama y ducharme me suponía un mundo”



Lejos de limitar su música a un género, Ly opta por centrarse en las sensaciones que producen sus temas, huyendo así de lo que se supone debe seguir haciendo. Y tal como vive su música, vive su mundo. Ly Raine busca crear diferentes sensaciones con su palabra.


EL DESAMOR SABE A WASABI


“La música también es política”


¿Están siendo duros los inicios con el mundo de la música?


Se considera artistas emergentes a incluso gente que llevamos como 8 años haciendo música, porque no formamos parte uno de ese pelotazo que otros sí tienen. Llevo 8 años haciendo música. Mis inicios no fueron duros, básicamente porque no me lo tomé como un trabajo. Me lo tomé con un hobby o una manera de desahogarme. Tenía mi trabajo que era con el que traía dinero a casa. Ahora es un poco más duro en el sentido de que al haber muchísimo más recursos para la gente que quiere hacer música, es mucho más fácil acceder a ella. Es un “ tiras una piedra y salen 800 personas” que hacen música. Hay mucha competencia porque solo pueden tener arriba a cuatro.


Defíneme tu estilo con una palabra


Versátil volátil.


Personas referentes para ti


Me gusta mucho Justin Bieber porque considero que es un artista bastante completo. Sabe hacer cualquier estilo que le pongan delante.


¿Cuál sería tu feat soñado?

Justin Bieber. Es el mío y el de todo el mundo por más que diga la gente. Antes se le criticaba un montón y no entiendo el porqué.



¿Dónde te gustaría actuar?


Me gustaría que hubiese un momento que pudiese llenar el Vista Alegre.


Como mujer de la escena urbana entre rap y hip hop… ¿Te has sentido cómoda y aceptada?


Todas hemos tenido algún roce que otro o algún comentario a la hora de pisar un escenario. Algún rifirrafe con un técnico porque no te toma en serio.


¿Qué es para ti fugarnos?


Hablo de todo lo que considero que no está bien en cuanto a causas sociales y en cuanto a mi estabilidad mental. Quise meter un poco de crítica social porque la música también es política.


¿Con qué sueñas?


Yo sueño con un día en el que gracias a la música pueda pagarle a mi madre la casa, que no tenga que trabajar y no se tenga que preocupar por su jubilación.


¿Cómo definirías a tu generación?


En constante ansiedad.


¿Y tú tienes ansiedad?


Como la que más.


¿Qué te gusta hacer cuando nadie te ve?


Me gusta ponerme la música que aún no he sacado, que he hecho en el estudio y recrearme.


¿Qué te gustaría decir a las generaciones que están por venir?


Que no dejen que nos quiten los derechos que hemos conseguido.


¿Qué te hace feliz?


Me hace feliz comer.


¿A qué sabe el desamor?


A muerte. A wasabi.


¿Qué no volverías a hacer nunca?


Confiar en ciertas personas pensando que son amigas o que podrían llegar a ser amigas.


¿Has sufrido muchas veces el desamor?


Dos.


SIN ARMARIOS


“Desde pequeña sabía que mi profesora de educación física me gustaba”


¿Qué opinas sobre aquellas personas que promulgan discursos de odio contra el colectivo LGTBIQ+?


Si te dijese lo que opino seguramente la que iría a la cárcel soy yo.


¿Cuál es tu opinión sobre las redes sociales?


Me parece una gran plataforma para poder divulgar ciertas cosas, pero bueno hasta esa doble cara de efectivamente que según quien lo haga puede tener una respuesta positiva o una respuesta negativa.


¿Cuál es el consejo que darías a aquellas personas que sufren rechazo por ser quiénes son?


Apóyate en tus amigos porque los amigos te han comprado como te han comprado. Van a ser como una segunda casa.


¿Cómo saliste del armario?


Realmente no es que saliese del armario, así como así. No me ha pasado básicamente porque yo desde pequeña apuntaba maneras. Desde pequeña sabía que mi profesora de educación física me gustaba. De hecho, yo pensaba que a la gente también le pasaba, es decir, que a otras chicas les pasa lo mismo que a mí y yo era tan pequeña que yo no entendía nada. Mi familia nunca me ha dicho lo típico de: ‘¿Te has echado novio?’ A mí siempre me decían: ‘¿Te has echado novio o te has echado novia?’ Siempre me lo recalcaban y por ello siempre me he sentido segura.


¿Cuál es tu opinión sobre la salud mental?


Es súper importante. Cuando entré en depresión levantarme de la cama y ducharme me suponía un puto mundo impresionante.