top of page
Buscar
  • Foto del escritorLucía Montalbán

Stutz: ¡Deberíais escuchar a mi psiquiatra!

La película Stutz recoge las conversaciones de las sesiones entre el actor Jonah Hill y su terapeuta, Phil Stutz.

Stutz es una de las últimas apuestas de Netflix. El largometraje tiene como únicos protagonistas al psiquiatra estadounidense, Phil Stutz y al conocido actor, también estadounidense, Jonah Hill. El actor es el director y responsable de este proyecto. Comienzan en lo que parece una sala de consultas, uno sentado frente al otro, todos los elementos que aparecen en plano son neutrales, nada puede distraerte, ni siquiera los colores, porque optaron por un filtro en blanco y negro. No obstante, cuando apenas ha pasado media hora, Jonah Hill decide confesar. En realidad, no estaban en una consulta, sino en un plató con un croma verde a sus espaldas. Llevaban meses grabando con la misma ropa con la intención de dar la sensación al público que una sola charla bastó… ¡Incluso Hill llevaba una peluca porque el corte de pelo ya no era el mismo que meses atrás!

Ciertamente, esta revelación es el punto de inflexión del proyecto, el actor y director no estaba muy contento con cómo estaba quedando; sentía que no iba a poder ayudar a nadie si no era honesto con la audiencia y, para ello, debía comenzar por él mismo. Durante la grabación evitaba hablar de sus sentimientos y experiencias, no quería implicarse emocional y personalmente. Fácilmente repetía: <<Esta película es sobre ti (Phil Stutz). Tenemos que hablar de ti>>. Parece que tras algunos meses comprendió que dos personas no pueden hablar de manera muy profunda si no se entregan por completo.


En las conversaciones nombran algunas herramientas que el terapeuta ha trabajado con Hill. Entre ellas, El collar de perlas o el desarrollo de la fuerza vital. También hablan sobre la vida de Stutz, su enfermedad (párkinson) o la juventud de Jonah Hill, marcada por las consecuencias del éxito y la pérdida de su hermano. Tras mostrarse sinceros, vulnerables… Al final de la grabación, Hill reconoce que esta iniciativa surgió del amor que, actualmente, sentía por la vida. Con esta película, quiere mostrar las herramientas que le ha proporcionado Stutz. El terapeuta le ofreció instrumentos con los que ha conseguido lidiar con la parte X de su cerebro y amar su vida presente y pasada, dejando como fruto su trabajo más personal y, acercándose a una audiencia que acostumbraba a verlo interpretando personajes cómicos.

Comments


bottom of page