Buscar
  • Redacción Folie

TWITTER demanda a ELON MUSK

La guerra se recrudece y busca obligarle a completar la compra de 44.000 millones de dólares.

GETTY IMAGES

La demanda se presentó el martes en el Tribunal de la Cancillería de Delaware, que se especializa en conocer las disputas comerciales, incluidas las batallas de fusiones y adquisiciones, que involucran a las corporaciones constituidas en Delaware (como lo es Twitter). En la demanda, Twitter acusa a Musk de "una larga lista de incumplimientos contractuales materiales por parte de Musk que han ensombrecido a Twitter y su negocio. Habiendo montado un espectáculo público para poner a Twitter en juego, y habiendo propuesto y luego firmado un acuerdo de fusión favorable al vendedor, Musk aparentemente cree que él -a diferencia de cualquier otra parte sujeta a la ley de contratos de Delaware- es libre de cambiar de opinión, destrozar la empresa, interrumpir sus operaciones, destruir el valor de los accionistas y marcharse", dijo Twitter en la demanda.


"Twitter ha presentado una demanda en el Tribunal de Cancillería de Delaware para que Elon Musk responda a sus obligaciones contractuales", tuiteó el martes el presidente de Twitter, Bret Taylor.


El viernes pasado, tras aferrarse a la idea de que Twitter mentía sobre su afirmación de que menos del 5% de sus usuarios activos son cuentas bot, Musk cumplió su amenaza de abandonar el acuerdo con Twitter. En una carta de sus abogados comunicó a la compañía que daba por terminada la oferta de adquisición porque, según alegaba, la empresa había incumplido el acuerdo de fusión principalmente al "subestimar de forma dramática la proporción de spam y cuentas falsas. El análisis preliminar realizado por los asesores del Sr. Musk de la información proporcionada por Twitter hasta la fecha hace que el Sr. Musk crea firmemente que la proporción de cuentas falsas y de spam incluidas en el recuento [de usuarios activos diarios monetizables] es tremendamente superior al 5%", decía la carta de Musk a Twitter del 8 de julio.


Poco después de conocerse la carta de Musk, Taylor (que también es codirector general de Salesforce.com) tuiteó que la empresa emprendería acciones legales para obligar a Musk a consumar el pacto. "Confiamos en que prevaleceremos en el Tribunal de Cancillería de Delaware", escribió Taylor.


El domingo por la noche, Musk respondió a la amenaza legal de Twitter con un meme en el que se ve al multimillonario riéndose de la posibilidad de que la compañía tenga que revelar datos sobre spam y cuentas falsas en los tribunales. "Dijeron que no podía comprar Twitter. Luego no quisieron revelar información sobre bots", decía el post de Musk. "Ahora quieren obligarme a comprar Twitter en los tribunales. Ahora tienen que revelar la información de los bots en los tribunales".


Incluso si Musk gana un fallo judicial que le diga que no está legalmente obligado a completar la adquisición de 44.000 millones de dólares, lo más probable es que tenga que pagar una cuota de ruptura de 1.000 millones de dólares a Twitter. También es posible que las partes lleguen a un acuerdo extrajudicial. Lo que está claro es que la jugada le ha salido un poquito mal a Mr Musk.