top of page
Buscar
  • Foto del escritorRedacción Folie

“Unboxing VALENTINO" SS23, el minimalismo maximalista

Dejando atrás su ya icónico “Rosa Valentino”, Piccioli vuelve a la Semana de la Moda de París para la SS23 con "Unboxing Valentino".

"Empecé a trabajar en esta colección después del desfile Couture de Roma y quería traducir esos conceptos en prêt-à-porter, manteniendo la misma idea y las mismas tensiones estéticas. Cada vestido Couture parte del corsé que se convierte en vestido: el corsé es el símbolo del vestido único, porque es el símbolo del cuerpo. Pero para Valentino el vestido único es la celebración de la individualidad”. De aquí parte el unboxing, ese abrir las cajas para liberar el cuerpo, las siluetas, la ropa, los colores, las elecciones, la sastrería, los roles, las personalidades, las identidades, las imperfecciones, los códigos, la herencia y las ilusiones que todo esto junto ha creado en la caja cerrada con la sedimentación de los años. Piccioli dice que ya no querría hablar de "inclusividad" dentro de esa "exclusividad" que no significa excluir sino detenerse en la unicidad: “Hoy se debe dar por sentado que hay inclusión y la moda debe pasar de las palabras a los hechos”.

Piccioli quiere de este modo abrir la caja de lo que es lo esencial para Valentino sin grandes artificios, siendo más minimalista que nunca. Tal es así que incluso las invitaciones y el comunicado de prensa se presentaron en cajas negras. Se acabó la ornamentación sin sentido. Con el monograma de la casa tocando casi todo, los abrigos con cola inundaron la pasarela, mientras que otros vestidos, y los abrigos adornados con plumas colocadas individualmente aceleraron el ritmo con su alegre estética.

Pero no podemos olvidar el punto fuerte de la maison italiana, la sastrería. Porque Valentino es la quinta esencia sartorial. Blazers de doble botonadura de forma cuadrada y sobredimensionada, trajes de caldera con cinturas y dobladillos ondulados, una chaqueta técnica en negro... todo se presentó en un solo movimiento.


No podemos olvidar que el desfile brilló con luz propia gracias a los vestidos de lentejuelas que aportaron el maximalismo del que había prescindido Piccioli. Luz, color y creatividad en Valentino.


En definitiva, el nuevo mantra de la maison es “Desenvolver una imagen significa desenvolver una idea. Deshazte de la estructura y verás lo que hay dentro”.

Comments


bottom of page