top of page
Buscar
  • Redacción Folie

CHER cierra el imponente desfile de BALMAIN SS23

Cher nos ha dado el momento de la semana cuando hizo su aparición estelar en el Estadio Jean-Bouin del oeste de París para desfilar para Balmain en su presentación en la Semana de la Moda de París. Olivier Rousteing ya tiene nueva musa.

El director creativo de Balmain ideó un espectacular festival nocturno de moda-música para cerrar el verano con vistas al próximo. Con fines benéficos, Balmain consiguió que 10.000 asistentes vibrasen con actuaciones en directo y con mucha moda. Como broche final pudimos ver a Cher, la ganadora del Oscar, de 76 años, subida al escenario muy sonriente, entre los gritos de la multitud, con un body de spandex jaspeado, un cuello pronunciado, cuñas de plataforma y los famosos hombros de la maison. "Acabo de pasar el mejor momento en el escenario, me he sentido muy bien", tuiteó poco después.


Fue tal la magnitud del evento que incluso algunos se olvidaron que se trataba de haute couture. Pero ya estaba Monsieur Rousteing para recordárnoslo. Y de que manera. Con claras influencias y referencias a África, nos demostró su buen savoir faire y su toque exquisito.

Entre los 98 looks ofertados nos mostró drapeados por doquier, cortes arquitectónicos, plataformas de inspiración zancuda, flecos y tiras que recuerdan a las de sus colecciones Primavera-Verano 2022 y la collab haute couture para Jean Paul Gaultier, pero también sombreros de ala ancha, blazers estructurados, pantalones vaporosos, corsés… Pero también y sobre todo, un nuevo estampado de Balmain en homenaje a las pinturas de Botticelli y Miguel Ángel, propias del Renacimiento italiano.

La colección SS23 entremezcla diferentes materiales orgánicos escogidos con sumo cuidado por parte de los equipos de diseño de Balmain. Un bustier único fue creado con la corteza de los castaños, mientras que los looks en tejido de cestería se confeccionaron con materiales procedentes de ciénagas y praderas, todo ello sumados al agua Evian con la que ha colaborado la maison francesa. Todo ello ha dotado de aspecto étnico a la colección.


Según Rousteing la collab con la marca del líquido de H2o es un avance sostenible a través de los medios tecnológicos. A lo que añade que se ha basado “en la riqueza de los archivos de esta casa para inspirarme y en el increíble savoir-faire tradicional del legendario atelier de Balmain para hacer posibles mis diseños. Pero estoy decidida a utilizar esas herramientas de forma totalmente nueva, para crear colecciones sorprendentes, innovadoras y, sobre todo, modernas. Mi equipo y yo estamos siempre a la búsqueda de soluciones inventivas que nos permitan utilizar la tradicional delicadeza parisina para perfeccionar con maestría los últimos avances del siglo XXI en materia de tecnología, artesanía y tejidos. Y por eso nos encantó explorar todas las posibilidades de esta asociación Balmain x evian".


Con la alta costura como eje, se ha creado un vestido con un único tejido procedente de hilos de botellas de evian recicladas, que es sostenible desde el principio y que, además, al ser un tejido monomaterial, es igualmente fácil de reciclar.


El desfile fue también una exploración emocional a los orígenes Rousteing, que ha hablado mucho de su adopción y que recientemente descubrió que sus padres biológicos eran del Cuerno de África. "La influencia de África es, por supuesto, bastante fácil de detectar", dijo el diseñador. "(El descubrimiento) sólo sirvió para intensificar mi fascinación de toda la vida por la belleza, las tradiciones y los diseños de esa región".


En definitiva, Olivier Rousteing y Balmain lo han vuelto a hacer. Un sonoro aplauso merecido que hará eco en la inmensidad.


bottom of page