top of page
Buscar
  • Foto del escritorRedacción Folie

DUA LIPA y MEGAN THEE STALLION rememoran un momento legendario en los GRAMMYS 2022

Mariah Carey y Whitney Houston se subieron en los VMA de 1998 con el mismo vestido marrón para presentar un premio. Esta vez el turno ha sido para Dua Lipa y Megan Thee Stallion en un Versace.

GETTY IMAGES

No es casualidad que el último disco de Dua Lipa se llamase “Future Nostalgia”. La nostalgia es algo que está muy de moda en los últimos 3 años. Bajo la premisa de que cualquier tiempo pasado fue mejor, no paramos de ver remakes, reboots y spin offs. E incluso boy bands ahora se unen para rentabilizar el pasado. Véase el caso de*NSYNC y los Backstreet Boys. Y es que cuando se trata de explotar la nostalgia, hacerlo en una entrega de premios es un plus. Lisa Kudrow y Mira Sorvino convirtieron los premios SAG 2022 en una meta-reunión de Romy and Michele's High School Reunion, y en los premios Grammy 2022, Dua Lipa y Megan Thee Stallion rindieron homenaje a dos divas legendarias que las precedieron: Mariah Carey y Whitney Houston.

GETTY IMAGES

GETTY IMAGES

Dua y Megan subieron al escenario el domingo por la noche para presentar el Grammy a la Mejor Artista Revelación, pero un pequeño error de vestuario las distrajo de la misión que tenían entre manos: ambas artistas llegaron con el mismo sensual vestido negro de Versace. La cuestión no era quién lo llevaba mejor. Era mucho más acuciante: ¿Quién iba a cambiarse en tan poco tiempo? La obvia comedia ya era bonita, pero ya lo habíamos visto antes, concretamente en los VMA de 1998, cuando Carey y Houston subieron al escenario.

GETTY IMAGES

"Bonito vestido", bromeó Carey. "Sí, tú también te ves muy bien. Así es", bromeó Houston. Después de algunas reflexiones sobre el vestido aparentemente "único" que se les prometió a ambas cantantes, Carey declaró que venía preparada para una situación así y procedió a arrancar la parte delantera de su falda en una atrevida silueta asimétrica. "Pruébatelo", gritó mientras el público, como era de esperar, perdía la cabeza. Para no quedarse atrás, Houston también arrancó la parte delantera de su vestido para crear un look fluido de talle alto. El público nunca podrá olvidar este momento icónico.


Ahora, más de veinte años después, fue la propia Donatella Versace quien arregló los estilismos para reversionar el momento de Carey y Houston.

Comments


bottom of page