Buscar
  • Redacción Folie

El Y2K del BLUMARINE de NICOLA BROGNANO es viral

El director creativo Nicola Brognano de Blumarine ha hablado sobre la vuelta de tuerca y el resurgir de la casa italiana que está viviendo una segunda juventud. Blumarine ha vuelto a recuperar la sensualidad de los iconos femeninos de hace dos décadas. Britney & Paris ya tienen outfits para sus próximas noches de desenfreno.

BLUMARINE

Aunque el nombramiento de Nicola Brognano como nuevo director creativo de Blumarine pasó sin pena ni gloria en el universo fashion, tras presentar su primer lookbook, trendsetters de todo el universo viraron en la única dirección posible y alabaron la inspiración, el evocar y el sentir del nuevo Blumarine 2.0.


Con el Y2K siendo tendencia por una nostalgia desmedida, Brognano se adaptó a este devenir de los tiempos y nos presentó los cinturones de mariposa aunados con la pedrería que más gusta a TikTok. Palabra de Bella Hadid y Dua Lipa que Blumarine está teniendo su particular resurgir.

Para Nicola todo tenía sentido ya que la firma fue fundada en los años 90 por Anna Molinari en Capri fue una marca icónica de aquella década. Tal fue su popularidad que que contó con las supermodelos que todos ansiaban: Linda, Naomi o Carla eran fotografiadas por Helmut Newton y Ellen von Unwerth. Todo ello fue observado por un infante Nicola que creció viendo estos editoriales en las páginas de Vogue Italia.

Pero llegar a este momento no solo ha sido un camino de rosas, también las inseguridades han aflorado. Según Nicola en una entrevista para I-D: "El día antes del desfile, quise cancelar el look Butterfly porque creía que podría ser demasiado femenino y no tan acorde con el sentimiento de Blumarine que quería mostrar, pero todo mi equipo rezó para que lo pusiera y acabó siendo uno de los mejores looks: es muy del estilo Y2K y representa lo que quiero hacer y mostrar para Blumarine. Siento que es nuevo mostrar esta época, con la que he crecido".

Todo su imaginario ahora es viral en las redes sociales y se podemos afirmar que le ha arrebatado el trono a Daniel Roseberry de Schiaparelli de los ilustres nuevos maestros de la aguja que reflotan una maison que había quedado relegada al olvido.