Buscar
  • Redacción Folie

EUPHORIA se vuelve oscura: Review episodio 2x05

La oscuridad se cierne sobre Rue (Zendaya). Con los primeros 10 minutos de este capítulo ya debería ganar el Emmy a mejor actriz.

HBO MAX

Y no, no es que seamos fan declarados (que también) de la ex chica Disney. La interpretación de Zendaya es providencial. Es un manojo de emociones que llevan al espectador a cogerse el corazón con la mano.


Si los dos episodios anteriores nos habían llevado a la suposición de que Rue acabaría muy muy mal. Nuestras sospechas no eran infundadas, pero aún así nos quedamos cortos. Rue llora, miente y le ruega a su madre con tal de recuperar la maleta de las drogas hasta descubrir que las sustancias fueron desechadas en el inodoro. El síndrome de abstinencia hace de las suyas y le lleva a una locura descontrolada transitoria.


Euphoria quiere que Rue sea como una adicta más, una que hace daño a las personas que más quiere. Concretamente se ceba con Jules (Hunter Schafer) a la que le dice todo lo que se ha estado guardando, siendo su propósito destruir su propia relación. Y parece que lo consigue.


Pero, así como hay diálogos, hay acciones. Rue escapa del coche en marcha cuando iban a llevarle a rehab. Un acto suicida que acaba bien. Tras haber corrido cuan galgo llega a la casa de Lexi (Maude Apatow), donde pide entrar al baño para robar alguna medicina de las que usa para drogarse. No las encuentra, pero decide “tomar prestado” unas joyas.

HBO MAX

La madre de Rue aparece en la casa y, la segunda intervención parece formar parte imprescindible. Están Kat (Barbie Ferreira), Maddy (Alexa Demie) e incluso Cassie (Sydney Sweeney). Rue aprovecha el momento para exponer el vínculo sexual entre Cassie y Nate (Jacob Elordi), revelación que, como era de esperarse, Maddy no toma nada bien y da pie a una marabunta de sensaciones. Un conflicto al que hacen frente todo el grupo de amigas. Rue aprovecha el caos para escapar con una fugacidad espasmosa. Ahora ya solo queda una única persona a la que pedir asilo, consuelo y drogas. Fezco (Angus Cloud) acoge a Rue hasta que ve sus turbias intenciones y la pone de patitas en la calle en menos de un suspiro.


Después será perseguida por la policía hasta llegar a la casa de Laurie (Martha Kelly), quien le ayuda con una dosis de morfina para calmarla. Pero no es tal la bondad de la reina de la droga. Ahora solo nos queda esperar a que llegue el siguiente capítulo para que nos vuelva a explotar la cabeza.