Buscar
  • Redacción Folie

HILARY DUFF, los cristales rotos de DISNEY

La estrella estadounidense ha hablado sobre todos los problemas que tuvo en su adolescencia siendo una chica Disney. Las frías garras de Hollywood abrazaron su espalda.

GETTY IMAGES

Hoy, sin embargo, es una mujer renovada. Y es que no podemos olvidar que pocas personas han tenido el éxito de esta mujer de 34 años. Siendo un personaje icónico de todo el público millennial gracias a Lizzie McGuire y una estrella musical global gracias a sus ritmos pegadizos o sus baladas de infarto como “Fly”. Aún así no es oro todo lo que reluce.

Así mismo ha explicado para la revista estadounidense Women Health donde se confiesa y dejar conocer su lado más cercano. Siendo la protagonista de “Cómo conocí a vuestro padre”, del reboot de “Cómo conocí a vuestra madre” ha conseguido enganchar a todos sus seguidores que la siguieron en Lizzie Mcguire. Un papel que le hizo caer en trastornos alimenticios tal y como comenta: “Debido a mi trayectoria profesional, no puedo evitar decir: 'Estoy frente a la cámara y las actrices son delgadas'. Luché con la presión, tuve un trastorno alimenticio durante un año a la edad de 17 años. Fue horrible", dice.

Hilary era solo una adolescente, con un cuerpo no tan cercano al prototipo de belleza, pero en la moda imperaba una extrema delgadez. Le siguieron disputas amorosas con Lindsay Lohan y una caída en desgracia. Era la primera megaestrella juvenil tras los pasos de Britney Spears, pero Hollywood engulló a la niña dulce de américa.

Ahora ha cogido el camino correcto y ha dejado claro que está sanando todas las cicatrices que la destrozaron en el pasado: "Amo a mi terapeuta, y siempre me siento mejor cuando me voy porque puedo decir lo que quiera y no sentirme juzgada. Todo el mundo necesita eso. Nos rompemos el trasero para poner nuestros cuerpos en forma y lucir lo mejor que podamos. Nos hacemos tratamientos faciales y botox; y nos arreglamos el cabello, nos ponemos mechas, levantamos cejas y pestañas... Toda esta mierda. Pero quiero trabajar en el interior. Esa es la parte más importante del sistema”.


Tras haber vuelto a la primera línea de la actuación, quiere que volvamos a deleitarnos con su voz y está escribiendo canciones y disfrutando el proceso de creación, "no sé si será un álbum o un tema", dijo Hilary.