top of page
Buscar
  • Foto del escritorRedacción Folie

IB KAMARA en OFF-WHITE ya no sigue los códigos de VIRGIL ABLOH

La colección SS23 "CELEBRATION" dejó atrás a Virgil Abloh.

Off-White rindió la temporada pasada un homenaje a su fundador, Virgil Abloh, con una colección que revisitaba los grandes éxitos del ya icónico director creativo. Tras que IB Kamara, fue nombrado su sucesor, la marca mira hacia el futuro.

Ya en Instagram nos Instagram nos dieron una pista de lo que podríamos ver con una modelo que aparecía empapada en pintura azul. "Una celebración de la vida, el progreso y el nuevo trabajo en proceso", rezaba la invitación antes del desfile, prometiendo solidificar "los pilares que Virgil encarnaba: la unión, la amabilidad, la libertad de pensamiento y, en definitiva, lo que es ser humano". Nos preparaba por lo que estaba por venir.


La nueva colección se mostró sobre un suelo de color azul cobalto e incorporó este color en toda la presentación de trajes de cuero flexible, abrigos vaqueros sobredimensionados, pantalones cortos voluminosos, vestidos con volantes, trajes de tirantes y tejidos de punto entallados. El azul de Off-White es ya característico en la forma como lo son el rosa Valentino o rojo Ferragamo.

Los recortes en la zona del estómago (que aluden al concepto de renacimiento), junto con las imágenes de la forma humana, se esparcieron por toda la colección, con gráficos de esqueletos de rayos X e impresiones de corpiños de la sección media, impresos y cosidos de forma intrincada en chaquetas, pantalones, tops y pantalones.


Otro motivo de esta temporada fue una hortensia -símbolo de gratitud, gracia y belleza- que se regaló a todos y cada uno de los invitados antes del desfile. Sus pétalos de lirio fueron engalanados en chaquetas, vestidos de tirantes y cuellos barrocos, y delicadamente colocados en los pezones, las orejas y las capuchas de estilo gorro de baño, una de las cuales se colgaba en un vestido bordado con encaje.


Esta colección fue más allá de los códigos ya conocidos que Virgil Abloh había establecido. No hubo híbridos de tul y chaqueta, ni vínculos con Nike, ni paisajes urbanos en 3D. No hay más homenaje a un difunto que continuar haciendo grande a una marca que le dio tantas alegrías. Eso sí, sin imitaciones.



Comments


bottom of page