top of page
Buscar
  • Foto del escritorPablo Aragón Blanco

INTERVIEW: LAUREN NINE: “No tengo ambición de ser una súper estrella”

Tengo miedo a desperdiciar el momento”

Lauren Nine es una cantante, compositora y saxofonista (5 de febrero de 1995, Barcelona, España) que se ha hecho a sí misma. Con fuerza y tesón ha conseguido sortear las embestidas de la industria de la música y ahora espera a que pare ese gran tren que esparza su voz al mundo. Pero no nos equivoquemos, no tiene ínfulas de ser una gran estrella. Se conforma con que su música llegue al corazón y al alma de su público.


La cantante de R&B catalana quiere conquistarnos con su “WWW” y estamos seguros de que lo va a conseguir.


PASO A PASO


“Soy muy partidaria de intentar hacer un lugar mejor empezando por el barrio”


¿Qué es para ti “WWW”?


Es el inicio de una nueva etapa artística y personal. Una etapa de querer reinventarse, de explorar nuevos sonidos más frescos, de querer enseñarle al mundo que me encanta bailar ya que hay mucha gente que no lo sabe.


¿Te lo has pasado bien haciéndolo?

Un montón. Ha sido muy divertido. Mucho curro, pero muy divertido.


¿Cómo ha sido trabajar con Flavio Rodríguez?


Una maravilla, un privilegio. Fue de los primeros en cantar R & B español, entonces es un referente y poder trabajar con él en el estudio te enseña unas cosas y tiene un aire tan fresco, tan juvenil y a la vez tiene toda la experiencia… Ha sido una sinergia muy orgánica.


¿Han sido duros tus inicios?


Sí, sí ha sido guerrillero de trinchera, pico,pala. Han sido muy duros. Han sido muchos años y aún estoy peleando. Ahora con el tiempo y la perspectiva veo que tengo una cantidad de experiencia que mucha gente no tiene porque nunca he parado.


¿Crees que la constancia va ligada al éxito?


La constancia, pero no la dureza porque mucha gente interpreta la constancia con el pa, pa, pa. Hay muchas veces la constancia también requiere que seas muy flexible con las oportunidades y que tú también cambies.


¿Te verías cambiando de género?


¡Sí! Ya lo he hecho realmente. Hice una canción a principios de año que era una balada rock y dije: ¡Check, ya lo he hecho! Nunca se sabe, quizá termino haciendo heavy metal y me rapo el pelo… ¡nunca se sabe! Estoy abierta todo lo que me traigan.


¿Qué le dirías a esa gente que está empezando?


Que escriban mucho como se sienten e ir al psicólogo es una buena inversión.

Lo primero que tienen que hacer es escuchar mucho y preguntar todo tipo de dudas.


¿A quién han sido la última persona a la que has preguntado?


A una muy buena colega que tiene 10 años más que yo.


¿Y qué te ha dicho?


Me habla mucho de cómo poder gestionar lo que es la parte personal a la parte artística y el business. Hay como tres mundos y siempre me habla mucho de cómo mejorar la gestión, que es un coñazo, pero que lo tienes que hacer.


¿Qué es lo que más odias del business?


La burocracia es tediosa. A veces en la parte del Business se enfría mucho la pasión.


¿A dónde te gustaría llegar con tu música?


Me gustaría trascender.


¿Tienes ambición de ser una gran estrella?


No, tampoco de ser una súper súper estrella nunca la he tenido. Mi ambición es más de poder hacer que mi carrera funcione, de vivir de ello y poder trascender con proyectos. También de trabajar con muchos creativos.


¿Cómo gestionas tu ego?


De muchas formas. Escribiendo, meditando y haciendo yoga. Hablando con mucha gente e intentando escuchar. Muchas veces es mejor callar y escuchar lo que te tienen que decir y aunque te duela decir: ‘mierda, tienes razón’.

¿Quiénes son tus referentes a día de hoy?


Questlove porque es una persona que con los años ha demostrado ser un emprendedor nato y me mola mucho la cantidad de proyectos que ha ido creando, lo tengo como un referente. Luego me gusta mucho, Snoh Aalegra, su elegancia, su música, cómo lo lleva todo, la verdad es que su equipo tiene que ser una maravilla porque lo ha hecho muy bien en toda su carrera y la sigo desde hace muchos años. Me ha gustado ver su evolución.


¿Te ves haciendo colaboraciones de ropa o algo que se salga fuera de lo que es tu mundo artista?


Sí, muchísimo.


¿Con qué marca te gustaría?


Me gustaría hacer algo con algún diseñador, Mugler en el pasado habría estado bien. Una pena que ya no pueda ser. Me encantaría crear algo vintage upcycling.


¿Cuál es tu mayor sueño a nivel musical?


Tengo el sueño de sacar un LP porque siempre he sacado EP. Me encantaría poder tocar en Los Ángeles y en Nueva York.


¿Has querido dejarlo en algún momento?


Muchas veces.


¿Cuándo fue la última?


Cada semana tengo un momento. La última fue esta mañana, 5 minutos antes de la entrevista. Siempre tienes momentos de duda, así fuertes fuertes, quizá fue en el momento de la pandemia, de querer cómo hacer un reseteo en mi vida y decir es que esto ya es infumable, pero siempre tienes momentos de duda, y está bien tenerlos, está muy bien.


¿Cómo eres?


Muy mía.


Traducción para los que no te conozcan…


Me gusta mucho la privacidad, me gusta mucho cuidar mi propio mundo. Por eso digo que soy muy mía, porque nunca vas a terminar de saber cómo soy y eso me gusta.


¿Se podría decir que el adjetivo que te califica es enigmática?


Exacto.


¿Qué te hace feliz?


La naturaleza, un buen cóctel con aromas, mi gente, la comida…


¿Se te seduce con alcohol?


Todo lo contrario. Me pongo más pícara, me crezco más y no funciona.

¿Cuánta importancia le das al aspecto físico?


A mí me gusta mucho la estética. Entonces, el aspecto físico bien cuidado me gusta, no me gusta exagerado para nada… Me gusta la gente que quizá con cuatro cosas simples y su porte… ¡boom! Porque es mucho la actitud, cómo te miran. El aspecto físico lo veo mucho según el porte.


¿Qué te hace llorar?


Los recuerdos, las cosas del pasado me hacen llorar mucho. Rememorar momentos bonitos es como un alivio y que el mundo vaya tan mal me pone muy triste. Me pone muy muy triste. No soy de las que le hace llorar con cosas muy simples, pero lloro por cosas muy intensas como cuando veo mucho una persona sacar la pasión de algo que ha sufrido mucho y convertirlo en algo bonito.


¿La nostalgia forma parte de tu presente?


Sí. Hay una batalla futuro, pasado y presente y los tres dialogando constantemente mientras yo estoy en el medio.


¿Tienes miedo al paso del tiempo?


A lo que tengo miedo es a desperdiciar el momento. Entonces sí que debe ser como tener miedo al paso del tiempo, no tanto por lo físico, sino por ¿estás viviendo lo que realmente quieres vivir aquí y ahora?


¿Cuándo fue la última vez que te enamoraste?


Hace mucho. Me enamoró y desenamoró.


¿Has hecho ghosting?


No.


¿Te lo han hecho?


Sí. Soy una pringada.


¿Cómo se lleva?


Siempre hago como un ‘no vale la pena, siguiente’.


¿Has sufrido por desamor?


Sí. No haría canciones de no ser así.


Si sufres mucho por desamor, ¿tienes más éxito el componer?


Bueno son las que más lo petan, ¿no?


¿Qué es el éxito para ti?


Sentirme en paz y feliz.


¿Has llegado a conseguir la paz?


Sí. Lo he conseguido y sé lo que es, entonces sé cómo volver ahí. Hay días que no se puede porque el mundo es muy guerrillero.


Causas sociales que creas que deberías involucrarte.


Un montón. No me da el tiempo, ni el oxígeno.


¿Cuál es la primera que te viene a la cabeza?


En el tema del feminismo yo soy bastante activa. Todo el tema de los desahucios y esas movidas que pasan mucho en mi barrio, en Pueblo Nuevo. Soy muy consciente porque he sido muy chica de barrio, entonces esas cosas me importan. Soy muy partidaria de intentar hacer un lugar mejor empezando por el barrio.


¿Hay una sobreinformación para ocultar el trasfondo de la sociedad?


No. Depende también de cómo te hayan criado y del individuo, por eso creo que es importante la educación. Es importante preguntar y escuchar.


¿Tienes mucho FOMO?


No. Al final uno tiene que ser consciente o tiene que intentar ser lo máximo consciente de lo que hace y cómo vive y sus responsabilidades y todo eso es un ejercicio de desmoronar un poquito el ego. Es un poco hacer ese trabajo de no mirar tanto fuera y mirar más para adentro.


¿Qué cambiarías del mundo?


Demasiadas cosas. Aunque tampoco sé si serían las correctas. Pero si fuera según mi visión creo que lo primero que haría sería cambiar el sistema educativo. Intentar entender la base de nosotros. Aunque realmente no quiero cambiar nada, quiero entender la raíz de todo.


¿Qué son las etiquetas para ti?


Un coñazo que necesitan cerebro.


¿Te han etiquetado mucho?


Sí. Me han puesto muchas etiquetas, pero es una necesidad de la cabeza humana.


¿Qué es la libertad para ti?


El poder escoger en todo, pero también es asumir la responsabilidad con el otro, contigo mismo y con lo que escoges.



bottom of page