top of page
Buscar
  • Redacción Folie

La batalla legal de ADIDAS y THOM BROWNE ha comenzado

Una nueva disputa fashion ha llegado y tres rayas tienen la culpa. Thom Browne Vs Adidas… ¿se viene drama legal? En la demanda, presentada a mediados de 2021, Adidas argumentó que las rayas de Browne "imitan" su propio logotipo inimitable de Three Stripes, a pesar de que las dos compañías existen en mercados bastante diferentes.

El caso de adidas contra Thom Browne finalmente llegó a los tribunales a principios de 2023, y los abogados de cada compañía se reunieron en el Tribunal del Distrito Sur de Manhattan el 3 de enero. Allí acudió Thom Browne ataviado con un traje gris. A lo que su propio abogado describió como su "uniforme" de trabajo diario que él y su personal usan todos los días y que las cuatro barras paralelas en sus calcetines (con las que Adidas está en desacuerdo y está en el centro de su demanda, alegando que es una infracción de su marca registrada de rayas) ha sido un "elemento de marca" durante la última década.

El abogado de Browne afirmó que "tres rayas no son lo mismo que cuatro barras horizontales". También agregó: "Thom Browne no compite con Adidas. Thom Browne es un diseñador de lujo y Adidas es una marca deportiva".

Adidas pide 7 millones de dólares porque alega que Thom Browne ha obtenido esas ganancias por vender los productos con las rayas. WWD señala que se espera que el juicio dure dos semanas y que se espera que tanto Browne como su CEO Rodrigo Bazán testifiquen.


Además, adidas afirmó que, al continuar usando su marca de cuatro barras, Thom Browne está robando la "fama generalizada y el tremendo reconocimiento público" y la "buena voluntad extremadamente valiosa" de Three Stripes que adidas obtuvo de "millones de dólares" de promoción pública (es decir, personas que usan su ropa).


adidas ha luchado contra casi todas las marcas para considerar el uso de un diseño que recuerde ligeramente a sus Three Stripes, incluidos Skechers y J. Crew, aunque no siempre ha tenido éxito con sus demandas.


Queda por ver qué decide ahora la justicia.

bottom of page