top of page
Buscar
  • Pablo Aragón Blanco

La fuerza de LEAH HARVEY

“No voy a fingir que ciertos comentarios no me duelen. Ni tampoco tratar de mostrar que soy una persona negra empoderada que sigue con su vida como si no le doliesen, porque sí me duelen”



Leah Harvey me ha estado esperando durante diez minutos y mi nada frecuente impuntualidad no le ha quitado la sonrisa. Todo lo contrario. Ilumina la cámara con cada uno de sus gestos y con sus cientos de expresiones te das cuenta de que la naturalidad reside en la inherencia del ser. Una conversación en la que hemos aprendido sobre identidad y género gracias a la declaración de Leah en la cual se identifica como una persona de género no binario. Pero eso no es todo. También hemos abordado su papel de heroína en Foundation y su ansiada vuelta al teatro.


CON LA ESPADA Y EL ESCUDO


“Para una de las peleas necesitamos cinco semanas de ensayos”


¿Cómo empezaste tu carrera?


Cuando tenía 14 años estuve en una película y me di cuenta de que la actuación era lo que quería hacer porque estimulaba mi cerebro. Así que me dije: "Esto es lo que voy a hacer".


Cuando leíste el guion por primera vez, ¿qué te atrajo del papel de Salvor Hardin?


Me recordaba a mí porque no acepta tonterías. Me atraía la idea de interpretar a alguien que tiene mucho que aprender porque es muy divertido de explorar como actor. Su presencia física es muy fuerte en la serie y tiene mucha confianza en sus habilidades. En definitiva, tenía muchas ganas de interpretar a un héroe de acción.


Te gusta que sea una mujer tan fuerte…


Creo que sí. No me gusta hacer ejercicio, pero me gusta ir a escalar o a patinar. Salvor es una persona muy física, muy fuerte y hace ejercicio todo el tiempo. Así que en ese sentido no somos muy parecidos, pero en el fondo lo somos. Ambas conocemos bien nuestros cuerpos.


¿Cuál era tu relación con las novelas de Foundation, o con la obra de Asimov en general, antes de aceptar este papel?


No sabía nada al respecto. No sabía quién era Asimov. Nunca había leído nada de ciencia ficción, aunque soy un gran nerd. Así que tan pronto como me lo presentaron, me quedé absorto en él. Tengo los libros y he leído la mayoría de ellos.


Hay muchas secuencias de acción intensas en esta serie. Desde el combate cuerpo a cuerpo hasta el disparo de un arco o una flecha, ¿cómo fue para ti el proceso de convertirte en un héroe de acción?


Hay que entrenar mucho. Tuve que hacer una buena cantidad de ejercicio para ponerme fuerte y ganar resistencia porque hay escenas en las que no paras de correr. No habría sido capaz de hacerlo si no hubiera entrenado. Pero teníamos un gran equipo de acrobacias y también un gran entrenador personal, Ian, que se ocupa de nosotros y, por tanto, nos cuidaron y se aseguraron de que estuviéramos preparados, pero nos llevó mucho tiempo. Para una de las peleas necesitamos cinco semanas de ensayos.


¿Y ahora haces ejercicio cuando dejas de filmar?


No, no, no. No lo soporto. Honestamente, no puedo. Es como una tortura para mí.


NON BINARY GENDER


“Hace poco salí del armario como una persona no binaria y me siento muy bien”



¿Cómo es Leah?


Me he dado cuenta de que soy mucho más sensible de lo que me gustaría decir y estoy aprendiendo a lidiar con mis sentimientos de muchas cosas. Hace poco salí del armario como una persona no binaria y me siento muy bien. Estoy aprendiendo mucho sobre mí misma y es muy bonito.


¿Alguna vez has querido desaparecer?


Oh, muchas veces. Creo que mucha gente lo hace. Lo hago cuando toco música, cuando escribo, cuando estoy aprendiendo una nueva habilidad …


¿Cómo eres cuando nadie te ve?


Soy un bicho raro. Hago ruidos al azar, canto, bailo, hago piruetas y juego con mi Nintendo Switch.


¿Cuándo te sientes solo?


Cuando no me siento escuchada ni vista. Cuando no puedo expresar lo que siento sobre las cosas, es cuando me siento sola.


¿Cuáles fueron los comentarios en las redes sociales o en las revistas que más te dolieron?


La gente puede ser horrible. He recibido un par de mensajes realmente negativos sobre mi carrera. Sucede todo el tiempo. Y creo que se debería hablar más de ello. Y sí, recibir comentarios sobre algo que no puedo cambiar y sobre lo que no tengo control, como el color de mi piel, me afecta y no voy a fingir ser una mujer negra fuerte y seguir con mi vida como si no me doliera, porque sí me duele.


¿Cómo te sentiste cuando dijiste que eras una persona no binaria?


Bien, muy bien. Siento que me he encontrado. Algo estaba mal hasta entonces. Había una pequeña cosa no estaba del todo bien durante mucho tiempo y nunca supe lo que era. Y entonces, en cuanto hice clic, me sentí aliviada. Ha dado sentido a lo que soy, que es todo y cualquier cosa y nada y todo al mismo tiempo.


¿Cuál es tu opinión sobre las redes sociales?


En realidad, estoy a punto de dejar las redes sociales porque me he dado cuenta de que nos gusta obtener mucha validación de ellas. No creo que sea saludable buscar la validación en un lugar donde hay tantas cosas que no puedes encontrar lo real de lo falso. Quiero vivir mi vida a través de mis ojos y no a través de mi teléfono.


¿Qué te gustaría decirle al mundo? ¿Crees que alzar la voz puede ser relevante?


Creo que es importante que todo el mundo use su voz, pero es importante saber lo que quieres decir. Si te centras y dejas de preocuparte por los demás y te centras en lo que quieres hacer en tu vida y en tus sueños, serás más feliz que si te comparas con otras personas. Si dudas de ti mismo por culpa de otras personas, no dejes que la opinión de los demás sobre ti cambie la opinión sobre ti mismo.



¿Crees en las etiquetas?


Sí y no. Una vez que encuentras algo con lo que te puedes identificar es genial, puedes sentirte más cómodo contigo mismo, pero no creo que eso deba limitar cómo nos comportamos y cómo estamos en el mundo. Debería liberarte. Así que, si una etiqueta te constriñe, tal vez sea la equivocada.


¿Cuál es tu opinión sobre la LGTBfobia?


Todo el mundo tiene que calmarse y dejar que todo el mundo viva su vida mientras no haga daño a nadie. ¿Qué es lo que está mal? No hay nada malo en lo que hace cada uno.


¿Te preocupa lo que los demás piensen de tu aspecto físico?


No. Ni siquiera me preocupa mi propio aspecto físico.





bottom of page