Buscar
  • Redacción Folie

¿Os imagináis a TAYLOR SWIFT en “LA SAGA CREPÚSCULO: LUNA NUEVA”?

Tal y como lo oyes. Taylor Swift quiso formar parte de la segunda parte de la afamada saga, pero el director Chris Weitz rechazó su propuesta.

GETTY IMAGES

El romance entre vampiros y humanos siempre ha sido un reclamo para el gran público, pero todo cambió cuando apareció la “Saga Crepúsculo” en nuestras vidas. Fue un soplo de aire fresco en lo que al cine adolescente se refiere. Es verdad que “Harry Potter” y “El señor de los anillos” ya habían hecho de las suyas, pero nos faltaba una historia pastelosa con bien de emoción y de efectos especiales. Y es que todavía hay una guerra abierta entre los fans de la saga donde los bandos se dividen en “Team Edward” y “Team Jacob” … Así de icónica fue.

Aunque lo pudo ser aún más. Resulta que las películas podrían haber contado con el cameo de Taylor Swift. Según el director de La Saga Crepúsculo: Luna Nueva, Chris Weitz, que se pasó por el podcast de El Efecto Crepúsculo para hablar de su época de rodaje de la película de 2009, Swift estuvo a punto de tener un papel en la película. "Taylor Swift y yo teníamos el mismo agente en ese momento", dijo a los anfitriones Ashley Greene (que interpretó a Alice Cullen) y Melanie Howe. "Me dijo algo así como: 'A Taylor le gustaría estar en esta película. No por ti, sino porque es una Twihard. Pero ella será alguien en la cafetería, o en el comedor, o lo que sea, pero sólo quiere estar en esta película'".


Weitz, sin embargo, rechazó la propuesta del agente, diciendo que Swift distraería demasiado, dada su fama. "Lo más difícil para mí", dijo Weitz, "fue decir: 'En el momento en que Taylor Swift entre en la pantalla durante unos cinco minutos, nadie va a ser capaz de procesar nada'".


Añadió que ahora se arrepiente de la decisión, diciendo: "También me doy una patada a mí mismo por ello, porque - era como, wow, podría haber estado saliendo con Taylor Swift. Así que me siento como si me hubiera costado la oportunidad de salir con Taylor Swift y ella debió pensar: '¿Quién es este imbécil que diría que no?' Pero a veces tomas decisiones y dices: 'Esto es lo mejor para la película'".


Maldita la hora que alguien dejó a Weitz tomar las decisiones.