Buscar
  • Redacción Folie

THOM BROWNE SS23: Maximalismo chic

Si queríamos ver caos y glamour a partes iguales tan solo teníamos que pasarnos a echarle un vistazo al show de Thom Browne.

Thom Browne quiso crear un maximalismo chic donde nada es suficiente. La colección combinó una variedad de periodos de tiempo, estética y siluetas, todo ello con esquemas de color pop-art y accesorios exagerados.


Fue “un baile de graduación estadounidense mezclado con Cenicienta, mezclado con la Ópera de París”, como lo expresó el diseñador. Su plató era nada menos que el grandioso vestíbulo de la Ópera Garnier. “Los dos juntos se sentían como la versión perfecta de Cenicienta de hoy”.

La historia iba de volúmenes y de volantes conjugados con lazos dotando de teatralidad la escena. Las medias gruesas de lana y los destellos ocasionales de lunares gigantes en los pantalones midi hicieron también de las suyas. Tras esto pudimos ver unos cuantos vestidos de ópera que se convirtieron en amplias faldas de fiesta que flotaban con una profusión de enaguas y rematadas con gruesos tejidos universitarios. Luego vino una mezcla heterogénea de sastrería falsamente clásica de Browne, todo cubierto con lunares gigantes que rememoraba el París de los años 80. Pero no todo iba a ser fantasía. Los ya adorados punks de Browne no podían perderse el desfile y los bodys tres tallas menos eran su je ne sais quois.


Uno de looks de bufón de la corte punk que nos llamó la atención fue el mostrado por la omnipresente Bella Hadid, una caricatura chic que nos quitó el hipo.


Y eso mismo sería el resumen de la nueva presentación de Thom Browne. Looks frescos y divertidos con elegancia de haute couture.