Buscar
  • Redacción Folie

TOM FORD: Ochenteando que es gerundio

Un viaje al pasado gracias a Tom Ford para cerrar la semana de la moda de Nueva York. Los 80 fueron el telón de fondo del closure de Tom Ford. Lentejuelas, cebras y cocodrilos en un desfile que derrochaba glamour retro por todos los costados. Encima si esos looks venían dados de la mano por las hermanas Hadid, ya lo teníamos todo hecho.

Las modelos se pavonearon por la pasarela al ritmo de Take On Me de A-ha luciendo trajes estructurados con hombreras en tonos suaves y metálicos y en tonos pastel mate. Estrellas y corazones de lentejuelas adornaron las chaquetas bomber de cuero y los pantalones. Tanto los modelos masculinos como los femeninos lucieron cinturones en relieve de cocodrilo con hebillas plateadas de inspiración occidental.

La ropa de hombre nos dejó unas pinceladas del hombre Tom Ford, aunque le dio una vuelta de tuerca cuando un traje conjugado con una corbata rosa eléctrico se hicieron con la pasarela. Las transparencias fueron 100% genderless y el print animal no defraudó. En cuanto al mundo beauty, que cobró especial relevancia, no paramos de ver mucho cardado dotando de volumen al cabello.


Gigi y Bella Hadid cerraron el desfile con un vestido dorado de inspiración nupcial. La pareja de modelos no fueron los únicos nombres importantes que asistieron; Anna Wintour, Madonna y Ciara Wilson se sentaron en el front row con un total outfit de Tom Ford.