top of page
Buscar
  • Redacción Folie

CHRISTIAN DIOR SPRING HAUTE COUTURE: 100% Glamour

Maria Grazia Chiuri ha querido rendir homenaje a la musa de los años 20, Josephine Baker, ya que su vida ha servido de inspiración para artistas de todas las disciplinas.

Ya estaba tardando Chiuri en hace una retrospectiva basada en la vida y obra de Baker. La reina del glamour tiene su propia monografía en la colección de alta costura primavera 2023 de Christian Dior. Y es que no solo Baker era glamour, también era política en toda su expresión, ya que fue una mujer con un fiel compromiso por el movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos, incluso mucho después de haberse convertido en ciudadana francesa, así como su trabajo en el movimiento de la Resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial.


La puesta en escena del desfile de alta costura de Chiuri, a cargo de la artista Mickalene Thomas que creó retratos gigantes que representaban a Baker y a las mujeres negras que siguieron sus pasos se alinearon en la pasarela, y proporcionaron un impulso adicional de contexto a la colección. Una escenografía más que espectacular, pero más allá de todo esto Chiuri también cumplió su parte.

Hubo vestidos brillantes con pedrería de estilo Deco que recordaban en cierto modo a los vestidos de las flapper. Hubo momentos en los que los looks eran de salón, con pantalones de claqué plateados o lencería estructurada, pero cubiertos con batas de terciopelo. A un tercio del desfile llegó un extraordinario traje midi de cloqué dorado, cuya chaqueta recordaba a la icónica chaqueta Bar de 1947, pero estructurada, sin corsetería, para ceñir el cuerpo en lugar de ceñirlo. Nos mostró una colección sensual, repleta de texturas que pedían ser estrechadas contra el cuerpo, ya fuera en forma de terciopelo o de seda. Varios looks se combinaron con la versión de alta costura de una bata, todo muy Dior. "La línea de esta colección es más años 20", dijo. "Más limpia, menos volumen, más mi actitud". Su Christian Dior se basa en "renovar" y hacer que el canon clásico de la casa sea más ligero y fácil de llevar.


La paleta de colores estuvo dominada por el negro, el blanco y el gris. Aun así, el efecto general era increíblemente romántico: Todo como si fuese una película de los años 20. Una oda a una época pasada con ansias de rememorar.

bottom of page