Buscar
  • Redacción Folie

La lluvia desafía a TOMMY HILFIGER en su vuelta a la semana de la moda de Nueva York

Después de tres años, Tommy Hilfiger volvió a la Semana de la Moda de Nueva York y nos mostró una collab con el diseñador londinense Richard Quinn. ¿El resumen? El preppy grunge es tendencia.

El desfile en el Skyline Drive-In de Brooklyn contó con la presencia de Julia Fox, Kate Moss, Shawn Mendes, Kourtney Kardashian y Travis Barker, paraguas en mano por supuesto.


Tommy volvió a su archivo de los años 90 y reformuló esta silueta para impregnarla de actualidad. Todo ello basado en la legendaria 'Factory' de Andy Warhol de talentos creativos con sede en el Union Square de Nueva York. Fue una celebración que mostró enormes camisas de rugby; jerséis de mohair a cuadros de color verde oscuro; minifaldas mostradas con botas gigantes; cardigans de tartán McArthur de color verde y negro y grandes abrigos WW. "Hace mucho tiempo que no somos oversize, pero nuestras proporciones han cambiado. De cintura muy alta y piernas anchas y muy grandes. Hemos inventado muchos de los clásicos de la moda preppy y los hemos adaptado a la actualidad", dijo Hilfiger en un avance del desfile.

Un desfile que culminó con la última collab de Hilfiger, esta vez con el maniático de los estampados del Reino Unido, Richard Quinn. Junto con una colección de la firma que presentaba un nuevo logotipo de Tommy Hilfiger, cortesía del artista Fergus Purcell.


"Coleccionaba camisas de tartán Tommy Hilfiger grandes y de gran tamaño, en mi época escolar. Tenía un buen número de ellas. Era vínculo precioso", reveló Quinn en un avance previo al desfile. "Me encanta la mezcla de la influencia punk, el varsity, el jock y las cheerleaders", dijo entre risas Hilfiger, muchos de cuyos looks incorporaban el nuevo gráfico de Purcell.


La colección "see-now-buy-now", que también se retransmitió en Roblox (con versiones digitales disponibles para comprar), ha permitido a Hilfiger ofrecer a sus fans prendas físicas, NFT y "ver ahora, comprar ahora", todo junto. "Los jóvenes quieren una gratificación instantánea", subrayó Hilfiger.


Claro está que el omnipresente Tommy Hilfiger se sabe adaptar a los tiempos y al evolucionar de las manecillas del reloj.