Buscar
  • Pablo Aragón Blanco

PEDRO ALMODÓVAR: "España es un país dividido"

“Hay un partido de ultra derecha en España que está tratando de contar nuestra historia de una manera diferente”
GETTY IMAGES

"Madres paralelas” es como todas las películas de Pedro Almodóvar, tremendamente políticas, que invitan a la reflexión y que mueven por dentro a un espectador viciado por el mundo que le rodea.


Hay a gente que la pandemia le sirvió para agudizar sus dotes culinarias, otros por el contrario cincelaron su cuerpo a base de dominadas y los más avispados y dotados hicieron buena cuenta de su creatividad. Este fue el caso de Almodóvar que durante este periodo de encierro forzoso reescribió Madres paralelas y la rodó a principios de 2021 como su vigésimo segundo largometraje. Con esta master piece consiguió narrar la historia de dos mujeres solteras que dan a luz en el mismo hospital (Penélope Cruz y Milena Smith) y establecen un vínculo inmediato. Tal es este vínculo que acuerdan mantenerse en contacto.

Almodóvar no cabe ninguna duda de que es un artista que cree en trasladar la política al séptimo arte. En Madres Paralelas, no se ignora la existencia del dictador. El personaje de Penélope Cruz (Janis) intenta localizar el esqueleto de su bisabuelo que murió durante la Guerra Civil española, planteando cientos de preguntas. A partir de aquí, el espectador establece un diálogo interno.

En una reciente entrevista de Pedro Almodóvar para Dazed, ha hablado sobre la política española actual, sobre el Valle de los Caídos y sobre el dictador.


EL VALLE DE LOS CAÍDOS


“Este nuevo gobierno se ha ocupado de los problemas que hemos heredado del franquismo, como la tumba de Franco, la cual han quitado para que la gente no pueda ir a rendir homenaje a un dictador. Es increíble. Es como si en Alemania tuvieran un gran monumento para celebrar la vida de Hitler. El partido socialista lo hizo hace dos años. Todavía estaba allí hace dos años”.


LA POLÍTICA EN PEDRO


“Me crié en La Mancha y luego me fui a Madrid. Era consciente de lo que significa vivir en una dictadura porque era joven y se notaba en el ambiente. Después de 10 años, Franco murió y el país se transformó en una nueva democracia. Pudimos disfrutar de todo tipo de libertades. Estoy hablando de finales de los años 70 y 80. Yo era muy joven. Quizás era un momento para hablar del periodo franquista, pero era demasiado reciente. Además, me inspiraba mucho más la nueva democracia, la libertad, la vida nocturna, el comportamiento joven que teníamos en Madrid. Porque, curiosamente, eso no aparecía en las películas en España. Yo era el único. Los jóvenes no teníamos dinero. Empecé a hacer películas creando una especie de crowdfunding. Me preocupaba más vivir mi vida con total libertad. Y también de ser testigo del nuevo Madrid que tenía delante. Con el paso del tiempo, a medida que iba madurando, miré a nuestro pasado. En los años 80, no significó que perdiera la memoria. Por supuesto que tenía el recuerdo del franquismo. Pero intenté no mencionarlo, porque era una venganza personal no hablar de ello en mis películas. Intenté decir que Franco no existía, porque era una época en la que yo vivía mi vida, y también escribía mis guiones, como si nunca hubiéramos vivido bajo una dictadura”.


LA DERECHA MÁS EXTREMA


“El problema ahora es que España es un país dividido. Ahora tenemos, por primera vez, en los últimos cuatro años, un partido de extrema derecha -contaminan el parlamento en España, porque no condenaron el régimen de Franco. En realidad, se confiesan franquistas. Gritan mucho. Mienten mucho. Están revisando nuestra historia, tratando de contar nuestra historia que vivimos de una manera diferente. Son como alumnos de Trump. Utilizan la misma técnica de fake news, y de ser homófobos, antifeministas, racistas y antiabortistas. Me gustaría que las personas que nos representan en el parlamento pudieran debatir sobre problemas reales como los profesionales”.